Tenki no Ko

Miras hacia el cielo mientras la lluvia no deja de caer y tu sabes por qué, los dioses están enojados y no van a ceder hasta conseguir su sacrificio. Pero eso es algo que tu no estás dispuesto a entregar, porque ella es especial, porque ella te mira y tu te sientes distinto mientras algo nace en tu interior… Porque ella es la chica del sol…

La historia del secreto de un mundo que solo ella y yo conocemos

Hodaka Morishima es un estudiante de instituto que se ha escapado de casa para ir a vivir a Tokyo, eso le convierte en un fugitivo lo que hace que sobrevivir en la gran ciudad de forma legal sea doblemente difícil.

En el ferry que lo lleva a la isla principal de Japon, una tormenta inusualmente fuerte está a punto de arrastrarlo al mar cuando un hombre llamado Keisuke Suga lo agarra por el brazo y le salva la vida además de darle su tarjeta diciéndole que se ponga en contacto con él si necesita algo.

Hodaka no tiene intención de usarla pero después de pasar un tiempo intentado buscar trabajo en la gran ciudad comprende que incluso el fácil mercado de los trabajos de tiempo medio están vetados para él sin un carnet legal de estudiante.

Cuando la situación empieza a ponerse desesperada y solo puede cenar a base de sopa miso, la chica que trabaja en el restaurante le regala una hamburguesa en un gesto amable. Pero pronto comprobará que la amabilidad no abunda demasiado en la gran ciudad después de un encuentro desagradable con algún miembro del barrio local. Y ese incidente hará que la policía empiece a seguir sus pasos.

Como último recurso Hodaka no tiene más remedio que recurrir a Keisuke Suga que resulta llevar una minúscula editorial y que se dedica a la investigación de sucesos semi-paranormales en plan prensa amarilla. Hodaka acaba contratado como chico para todo y empieza a investigar historias sobre chicas “radiantes” que según la leyenda son capaces de controlar el clima y hacer que salga el sol en mitad de un aguacero.

En una de esas ocasiones vuelve a encontrarse con Hina, la chica del restaurante que gracias a un encuentro con un arco Torii en la azotea de un edificio, ha entrado en un mundo espiritual donde es capaz de rezar y hacer que salga el sol por muy oscuras que sean las nubes.
Y no es una proeza pequeña, en Tokio ha estado lloviendo sin parar desde hace muchos días y la gente empieza a mirar al cielo con preocupación preguntándose cuando dejará de llover y volverá el sol.

Entonces es cuando a Hodaka se le ocurre la genial idea de crear una página web para ofrecer los servicios de traer el sol a petición del consumidor y que Hina detenga la lluvia y traiga el buen tiempo aunque sea solo por unas horas.
La web es un rotundo éxito y cada vez tiene más clientes hasta que en un gran evento, Hina es captada por las cámaras de la prensa y todos comprenden que tienen que dejarlo. Y mientras sigue investigando en la leyenda de las chicas radiantes, Hodaka descubre un funesto presagio.

Cambiar el clima tiene graves consecuencias para Hina y la situación familiar de todos se complica ya que la policía sigue tras la pista de Hodaka que ha sido denunciado como desaparecido y los servicios sociales amenazan con separar a Hina de su hermano ya que viven solos sin sus padres.

Hodaka no está dispuesto a que le separen de Hina, ya no después de los sentimientos que han nacido en su interior casi sin darse cuenta. Ahora más que nunca está dispuesto a luchar por la pequeña familia que han creado entre los tres pero el tiempo se le agota, la policía sigue estrechando el cerco y Hina está asustada de los cambios que está experimentando su cuerpo a causa de sus poderes. Todos los acontecimientos van a precipitarse a la vez y mientras tanto la lluvia sigue cayendo en Tokyo sin detenerse y cada vez con más fuerza….

La chica del sol

Makoto Shinkai viene de la industria de los videojuegos.
Después de graduarse en la Facultad de Literatura de la Universidad Chuo en Marzo 1996, encontró un trabajo en Falcom, una compañía de videojuegos donde trabajó durante 5 años haciendo video clips para juegos y diseño gráfico además de contenido web.
Durante este tiempo conoció al músico Tenmon, que más tarde se encargaría de hacer la banda sonora de muchas de sus películas.

De siempre ha tenido pasión por el manga, el anime y las novelas. Su anime favorito es Castle in the Sky de Hayao Miyazaki.
Y aquí es donde empiezan las comparaciones. A Shinkai se le ha llamado “El nuevo Miyazaki”, es decir, el delfín que va a heredar las llaves del reino… Siempre que se lo han dicho él ha respondido muy educadamente que eso es una exageración.

Es posible que lo fuera, por lo menos hasta el 2019 cuando las ventas acumuladas de Your Name superaron las de Spirited Away de Miyazaki, convirtiendo a Kimi no Nawa en la película de anime más taquillera de todos los tiempos en todo el mundo.

Pero Shinkai tiene muy claro que una cosa es la taquilla y otra cosa es tocarle las barbas al Maestro en público. La jerarquía es la jerarquía. Sobre todo en Japon.

Y pensar que hasta llegar al Olimpo, toda la trayectoria empezó con un miau.

En 1999, lanzó Ella y su gato (彼女と彼女の猫 – Kanojo to Kanojo no neko), una OVA creada y dirigida por él y que en menos de cinco minutos relata la historia de un gato y de su ama desde el punto de vista de aquel (que es, además, el narrador de la historia).
El minino cifra su identidad en función de ella (…ahora soy su gato…) y todo es pura poesía en blanco y negro. La voz del narrador (el propio gato) es la del propio Shinkai y sin cambiar de tono ni un momento se va hilando la perfecta burbuja que es el mundo particular de ella y del gato.
Y no poco ayudan esos paisajes que se fijan en la arquitectura en el mejor estilo Monogatari, si a eso le sumas las frases escritas en carteles te entra casi hasta nostalgia. Una obra de arte pequeña y perfecta como un huevo de Fabergé.

Y por supuesto que llamó la atención. El corto ganó el gran premio del certamen 2000 DoGA CG Animation contest. (DoGA es una compañía independiente japonesa sin ánimo de lucro que apoya a animadores independientes que presentan sus primeros trabajos.)

Incluso le hicieron una nueva versión: She and Her Cat: Everything Flows que se transmitió en Japón durante el mes de marzo de 2016.
La nueva adaptación fue dirigida por Kazuya Sakamoto para el bloque de dibujos animados “Ultra Super Anime Time” y fueron sólo cuatro episodios. El anime retrata un vistazo a la vida de una niña en la búsqueda de empleo después del colegio ya que vive sola con su gato negro.
Y ese es el problema, lo que antes era una mujer adulta mucho más intrigante ahora es una niña mucho más infantil parecida a las protagonistas de los otros trabajos de Sakamoto (Suzumiya Haruhi no Yûutsu (The Melancholy of Haruhi Suzumiya), Kanon, Clannad, Clannad: After Story y K-ON!) y lo que antes era un gatito blanco encantador ahora se ha convertido en un gato negro, panzudo y con cara de mala uva. Toda la magia se ha evaporado.

Pero una cosa está clara, a Shinkai le gustan los gatos.

En 2008 presenta Neko no Shuukai (A Gathering of Cats), decimoprimero de los quince episodios que forman la serie de cortos de historias independientes Ani*Kuri, dirigidos por reconocidos directores y animadores japoneses con un único punto en común: la duración de sus obras no podía superar los 60 segundos.
Es lo más cómico (lo único cómico) que le he visto hacer para sacarle una sonrisa al personal. Al señor le gusta el drama pero en el buen sentido. Y sabiendo de donde viene por eso resulta tan increíblemente hilarante… Al gato de la familia le han pisado la cola tantas veces que sueña con la venganza… Todavía se me escapa la sonrisa cuando pienso en esos doce gatos de ojos achinados y sonrisa malévola suspirando satisfechos con un ñahaaa después de que el godzilla-gato ha… Hay que verlo. Y además se llevó el premio 2008 del Festival de Annecy en la sección oficial de cortometrajes.

Hoshi no koe (Voices of a Distant Star) (2002) es un poco más larga y no llega a largometraje, se queda en corto pero ya apunta maneras. Empieza la presión a las emociones, empieza el estilo Shinkai. Él mismo la escribió, dibujó, dirigió la historia y la animó digitalmente con ayuda de su computadora a lo largo de casi un año y dos días. Incluso él y su novia pusieron las voces de los personajes en la versión original, aunque posteriormente se realizó una segunda versión con actores de doblaje profesionales. El compositor Tenmon proporcionó la música y también puso música al corto anterior de Shinkai llamado Kanojo to kanojo no neko (Ella y su gato, 1999). Después compondría la música de Kumo no mukō yakusoku no basho (Más allá de las nubes, la tierra prometida, 2004), esa melodía de violín inolvidable…

Dareka no Manazashi (だれかのまなざし? La mirada de alguien) es otro de los cortos escrito y dirigido por Makoto Shinkai. Inicialmente se proyectó en el Foro Internacional de Tokio el 10 de febrero de 2013, aunque también se mostró junto con la película El jardín de las palabras durante su estreno en Japón el 31 de Mayo de 2013. Dareka no Manazashi es una historia ligeramente futurista sobre la maduración de una joven recientemente independiente y su relación cambiante con su padre. La historia se desarrolla a través de escenas que recuerdan su vida familiar y la conexión que la niña y su padre comparten con el gato de la familia. Dicho así resulta muy frío pero el corto tiene uno de los momentos más desgarradores que recuerdo haber visto. Uno de esos momentos entre padre e hija que para uno de ellos no significa nada y para el otro es un mundo inmenso…
Las críticas y comentarios en la red elogiaron universalmente la obra como sincera y artísticamente vibrante, aunque fue criticada por su brevedad. Se describió como «profundamente emocional», particularmente para los espectadores mayores debido a su énfasis en los lazos familiares a medida que la familia cambia con el tiempo.
Y si, es demasiado corta, daba para un largometraje completo.

Entre sus trabajos también aparecen anuncios publicitarios para una compañía de construcción. Y lo más increíble es que cuando los ves consiguen transmitirte emoción incluso con un tema tan difícil de vender. Si alguien tiene curiosidad puede buscarlos en youtube con estos nombres

TAISEI CORPORATION CM – Bosphorus Strait Tunnel, Turkey (eng sub)
TAISEI CORPORATION CM – Colombo–Matara Expressway, Sri Lanka (eng sub)
Makoto Shinkai Taisei Corporation CM – Vietnam Noi Bai Airport (Sub Indo)
New Makoto Shinkai CM for the construction company Taisei Corporation CoMix

Pero la obra maestra fue Cross Road (2014), el comercial de televisión para la empresa de enseñanza a distancia Z-Kai que ofrece cursos preuniversitarios a distancia. Cualquier aficionado a las series de instituto sabe lo obsesionados que están en Japon con los exámenes para entrar en la universidad y los alumnos atendiendo a clases en academias privadas son un clásico. Pero no todos los alumnos tienen una academia cerca para prepararse el examen y aquí está el negocio de la empresa, en las clases a distancia. Si ves el anuncio y no sabes lo que es, directamente puedes confundirlo con el trailer de una de sus películas (a mí me pasó), el aire, los paisajes, la forma, la emoción es exactamente la misma.

…buscar donde siempre…
Cross Road 「クロスロード」Anime Promo Z-kai ~ Subtitulos en español (720p HD ver.)

Lo que haya pagado la empresa para que le hagan el anuncio ha sido dinero bien empleado, y lo que habrá sido gracioso es ver la cara de los ejecutivos cuando Your name pegó el taquillazo, vamos, como contratar a un actor que no sea muy caro para que haga tu anuncio y con el tiempo te encuentras que tienes a Marlon Brandon vendiendo tus aspiradoras en televisión.

Y aquí empiezan los largometrajes:

Kumo no mukō yakusoku no basho (The Place Promised in Our Early Days) (2004)
El compositor Tenmon compondría también la banda sonora para este largometraje sobre Japon después de la guerra en una realidad alternativa. Aquí no son los alemanes los invasores after-war como en Jin-Roh, son los rusos y los americanos los que se han divido el archipiélago. Hokkaido para los rusos, el resto para los americanos.
Shinkai no está tan centrado en la guerra como Miyazaki pero aquí le toma el pulso al tema con su propio estilo y además lo hace de forma impecable sin dejar de ser él mismo. Su primera marca de fábrica terminada.

Byôsoku go Senchimêtoru (5 Centimeters per Second) (2007)
Aquí están las flores de sakura en todo su esplendor, nunca mejor dicho.
Son tres actos separados que marcan el paso del tiempo con el batir de un péndulo y que te hacen darte cuenta del poco control que tenemos sobre nuestras vidas aunque parezca lo contrario. Algunos se dejan llevar y otros lo sufren como un fuego al rojo. Al final el tiempo y la vida acaban por domarnos y de eso la cultura japonesa es maestra.

Hoshi wo Ou Kodomo (Children Who Chase Lost Voices) (2011)
La más Miyazaki de sus películas, aquí se nota la influencia del maestro por todas partes. Ciertamente es un honor que te comparen con el Sensei y es lógico beber en las fuentes de la perfección pero después de haber encontrado un estilo propio tan único casi parece un paso atrás en el camino. Aunque nunca hace daño mirarse en el espejo del pasado siempre que no te quedes estancado en él.
Después de haber cedido a la tentación es como si Shinkai hubiera dado un puñetazo en la mesa y hubiera gritado, ¡no!, ¡¡no soy Miyazaki y ni falta que me hace!!. Y la siguiente película es ese puñetazo en la mesa…

Kotonoha no Niwa (The Garden of Words) (2013)
Cuando Shinkai fue a Rusia a promocionar la película, en una entrevista hace una distinción entre el amor romántico tal como lo entienden los occidentales (Ai) y el amor más individual (Coi) que es un sentimiento más triste y teñido de soledad, que se sufre en silencio cuando no se es correspondido y que según él es más afín con la manera de ser japonesa.
Naturalmente lo siguiente que le preguntó la periodista rusa fue, ¿cómo consigues hacer esas nubes y esos paisajes?… (¡buena chica!). La respuesta fue que él no utilizaba fotos para hacer las nubes, que estudiaba las localizaciones y que los paisajes estaban dibujados a mano frame a frame, por su equipo. También dijo que concretamente la zona de Shinjuku decidió dibujarla más bonita de lo que era en realidad (¡¡y como se nota!! esas ramas de sauce casi rozando el agua del lago…).

Kimi no Na wa (Your Name) (2016)
Este es el elefante blanco que no necesita presentación. Con semejante convidado de piedra a Tenki no Ko se le hace difícil hasta respirar.
A tanto llegó la cosa que incluso nombraron un asteroide con el nombre “55522 Makotoshinkai” en su honor.
El asteroide fue descubierto en 2001 por el astónomo Roy A. Tucker en el observatorio Goodricke-Piggott en Arizona, USA.
El descubridor de un asteroide tiene el derecho de proponer un nombre para él pero el proceso de aprobación parece que sigue un protocolo muy estricto por parte de la Unión Internacional de Astronomía y no todos los nombres pasan la selección, pero este ya lo creo que la pasó, con enchufe de la película, claro.

Tenki no Ko (Weathering with You) (2019)
En Agosto de 2018, Makoto Shinkai anunció que estaba preparando una nueva película para lanzarla el año siguiente, con Masayoshi Tanaka para el diseño de personajes, Atsushi Tamura como director de animación y Hiroshi Takiguchi como director artístico.

Normal que casi 2000 seiyuus se presentaran a la audición para los papeles principales y los que resultaron elegidos fueron Kotaro Daigo y Nana Mori. Algunos del cast de Your Name repitieron para hacer los papeles principales.
Comparada con Your Name da la sensación de que Tenki no Ko estaba destinada a ser el patito feo al lado del elefante blanco pero en la semana de su estreno, Weathering with You ($15.22 millones los tres primeros dias) le dio un repaso a Your Name ($12.51 millones los tres primeros dias) en taquilla.

Para el 12 de Abril 2020 la película había ganado $127 millones en Japon y alcanzado la posición número 12 de las películas con más beneficios de toda la historia de Japon.

La película fue seleccionada como la candidata de Japon al Oscar a la mejor película Internacional pero no entró en las nominadas.
También recibió cuatro nominaciones a los premios Annie, lo que la convierte en la tercera película junto con El viaje de Chihiro y Millenium Actress (vamos, como entrar en el club de la santísima trinidad) en tener cuatro nominaciones, el máximo para una película animada en los premios Annie.
Ganó el premio a la mejor película animada en la edición 13 de los premios Asia Pacific Screen Awards (ASPA) en Brisbane, Australia.
También recibió el premio del público en el Animation Is Film Festival en Los Angeles.

La banda sonora repite el mismo autor que en Your Name, la banda de rock japonesa Radwimps se encargaron de escribir y componer y la canción principal se convirtió en top ventas la misma semana del estreno. Pero mi favorita es otra, “Grand Escape (Movie edit) feat. Touko Miura” que batió un record de 41,000 descargas.

El album ganó múltiples premios, incluyendo el Gold Disc Award y el premio 43 Japan Academy Film Prize. No tiene la magia de Kenji Kawai pero si es cierto que acompaña perfectamente a la película, nadie se puede quejar.

Una lluvia de peces de agua

Ver una película de Makoto Shinkai es un ejercicio fácil y difícil.

Fácil porque solo tienes que dejarte caer y dejar que la belleza te lleve flotando sin darte cuenta.
Difícil porque te hace sentir a un nivel al que no estás acostumbrado en condiciones normales, igual que no estás acostumbrado a sumergirte en el agua todo el día entero.

Y depende de tu estado de ánimo, de lo tocado que estés en ese momento, de las ganas o el valor que tengas de mirar hacia adentro y de que no seas un cacho de carne con ojos el que acabes tirando del paquete de kleenex.
Y no se trata de simple manipulación emocional, Disney ya encontró la fórmula hace tiempo y Pixar fue un discípulo aplicado. No hablamos de un pececito que busca a su papá en medio del océano. Hablamos de sentimientos auténticos, pero de los profundos, los que desgarran, algo que según cuando quien y como no se usa todos los días. Y algo que algunos tampoco aguantan en dosis demasiado fuertes.
Aquí la dosis es fuerte si miras con los ojos adecuados.

Hay gente extrovertida y gente introvertida, y cada uno de ellos verá la película de forma diferente. Unos saldrán diciendo que bonitaaaaaa… y otros saldrán hechos polvo con el alma doliendo por dentro.
Lo que sigue va para los últimos, los demás pueden pasar a la sala siguiente a ver Frozen o Toy Story o lo que se tercie… y ya puestos a seguir disparando, también pueden ir a ver Your Name o Weathering with you.

Lo cual no quiere decir que esas dos no sean buenas también, simplemente son distintas. Siguen siendo de raza canina pero con pelajes diferentes.

Hay dos versiones de Makoto Shinkai, un antes y un después.

Vamos con el antes donde se mide el tiempo con la velocidad a la que caen los pétalos de las flores de cerezo y donde una promesa puede dirigir tu vida hasta que se cumple, o donde puedes mirar la lluvia en compañía hasta hacer que te duela que los días amanezcan con sol.

Las dos primeras peliculas de Shinkai te cogen desprevenido y te mandan directamente a navegar en aguas profundas, sin avisar. Aquí el paso del tiempo manda y la nostalgia de lo que se ha perdido en el pasado casi nos ahoga. Podemos sentir como los recuerdos caen resbalando entre nuestros dedos y notar como la vida también se nos va escapando entre los dedos a medida que nos vamos quedando sin opciones, casi como si la vida nos estuviera viviendo a nosotros y no al revés.
Pero nadie dice que tengas que rendirte sin luchar, es esa lucha para rebelarte contra la forma que el tiempo y la costumbre tiende a darle a tu vida y a tu persona la que te define, la que te hace sufrir pero que no te deja detenerte, porque sabes que si te rindes y dejas de luchar la ilusión se pierde y ya no eres más que una cáscara vacía que anda por la calle como un autómata. Solo los afortunados consiguen seguir peleando por sus sueños hasta el final.
Pero a veces comprendemos que no podemos ganar y ese es uno de los momentos más amargos de la vida de una persona. Luego solo queda la aceptación y la conciliación con uno mismo y seguir viviendo como podamos aguantando el dolor de lo que hemos perdido mientras el único consuelo que nos quedan son los recuerdos…

Esos son los personajes de las historias de Makoto Shinkai, los que siguen peleando y los que comprenden que han perdido la posibilidad de luchar. Y cuando uno de esos personajes te transmite en crudo todo lo que siente solo con un gesto mientras mira al cielo es estremecedor, y duele como el infierno. Y no es algo que te pueda llegar por equivocación mientras ves un anuncio de Colacao. Tienes que ir a buscarlo y saber donde encontrarlo. Por eso la gente escarba en las listas de los Top 10, 100 o lo que caiga, a ver si encuentran alguna perla perdida que se les haya escapado por debajo del radar.

No me quiero poner clasista, esto es una cuestión de gustos. Todo el mundo es perfectamente libre de que te guste Sherezade de Rimsky-Korsakov en versión de la filarmónica de Viena o de que te guste Despacito de Luis Fonsi, y está claro qué números son los que van a ganar. Pero los números aquí no cuentan, aquí cuenta que todos tenemos derecho a que nos guste lo que no le gusta a todo el mundo.

Si la tristeza y la sensibilidad es un gusto adquirido entonces aquí hemos llegado a Jerusalén. Se me hace difícil pensar en nada que se le pueda comparar (solo se me ocurre Maquia). Y si además de probar un poco de todo (¡¡¡¡SAO vuelve!!!!) a veces también nos apetece algo como ver a un gato hablar de su dueña y disfrutar (no, disfrutar no es la palabra, resonar más bien) con lo que estamos viendo, entonces también tenemos derecho a reivindicar nuestro pedacito de tatami para nosotros solos.

El problema es ese, tenemos el derecho pero ¿y la oportunidad?

Makoto Shinkai ha vivido el sueño dorado de cualquier animador, ha conseguido lo que nadie más ha conseguido, ha batido al Maestro, ha conquistado el reino y se ha llevado a la chica (perdón, la taquilla) y encima va y lo repite por segunda vez. ¡¡Hurra!!

Pero cual ha sido la baja, el K.O. de esta batalla?
Para conseguir las bendiciones de la audiencia a nivel mundial ha tenido que sacrificar una cosa, ha tenido que bajar el listón y pasar por el aro.
Ha tenido que volverse más… comercial.

Es lo mismo que pasó con su primer corto, el original es poesía pura y la secuela es otra versión con una niña tan kawaii que podría entrar en una serie de idols (del gato mejor no hablar…) pero se nos queda la misma cara del que va a beber su café y se da cuenta de que le han dado gato por liebre, o sea, descafeinado.

No es cuestión de ponerse purista porque con la iglesia (sorry, la taquilla) hemos topado. Está claro que esto es un negocio y los números mandan y verdad es que yo también me reí con Shrek como el que más. Y lo cierto es que tampoco hace falta sacar aquí la guadaña, Your name y Weathering with You son buenas, incluso muy buenas, te enganchan y te tocan el corazoncito en los sitios y las cantidades justas, te hacen pasar un buen rato… pero ains… para el que ha probado el caviar, la nocilla le sabe a poco. Pocas cosas son tan adictivas como ver magia en movimiento y sentir que esa magia te hace soñar, eso no tiene precio.

Es el después lo que da miedo, que de pronto en vez de esperar la siguiente dosis de polvo de estrellas te manden al rincón a esperar mordiéndote los nudillos a que salga la tercera campanada, rezando para que no sea otro descafeinado… bueno, el infierno toma muchas formas y una de ellas es no volver a ver a ese gato y no poder volver a mirar esas nubes en ese cielo sintiendo lo mismo.

El Rey se ha jubilado (…o ya le queda poco) y parece que al príncipe heredero le queda grande la corona. ¡Larga vida al conquistador!.

¿Seguro que no quieres darnos tu opinión?

A %d blogueros les gusta esto: