The Sinking City (PS4)

Fecha de salida: 27/06/2019 (América), 27/06/2019 (Europa)
Género: RPG, acción, survival horror
Desarrolladores: Frogwares
Distribuidores: Frogwares, Bigben Interactive
Plataformas: PC, Nintendo Switch, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X/S
Voces: Inglés, Francés, Alemán
Textos: Inglés, Francés, Italiano, Alemán, Español
Clasificación: ESRB M, PEGI 18
Puntuación TFA: 7/10 (criterios de puntuación)

Historia

The Sinking City tiene lugar en la apartada ciudad pesquera de Oakmont, Massachusetts, en la década de 1920, un lugar que no está marcado en ningún mapa y pocas personas saben cómo encontrarlo debido a su lejanía. Oakmont tiene una larga historia de asociación con lo oculto, y muchos de sus ciudadanos no solo son excéntricos, sino practicantes descarados del ocultismo. Los cultistas con atuendos rituales sangrientos son una vista sin igual en las calles junto a los pescadores, la gente del pueblo promedio, los refugiados de la destrucción de la cercana Innsmouth, los miembros indigentes y desesperados y adinerados de la clase alta. La ciudad también desarrolló su propio dialecto único con el paso de los años, pero el origen de muchas frases es turbio. Hace seis meses, Oakmont fue inundado por una misteriosa y persistente inundación de origen sobrenatural que sumergió muchas de sus calles y la cortó del continente. «The Flood», como lo conocen los habitantes, trajo consigo una fuerza oscura que infunde inexorablemente la histeria y la locura en las mentes de los ciudadanos aterrorizados, y la ciudad en apuros está al borde del colapso. Además, multitudes de personas de fuera de Oakmont que fueron reportadas como desaparecidas han aparecido en la ciudad, atraídas por visiones inquietantes e inexplicables.

Charles Winfield Reed, viaja desde Boston a Oakmont por invitación del intelectual Johannes van der Berg para descubrir la causa de las visiones de pesadilla que lo han estado asolando durante años, visiones que son compartidas por muchas otras personas y más comúnmente ocurren en Oakmont.

Arte y Música

The Sinking City se desarrolla en un mundo abierto, lo que conlleva a encontrarnos un escenario muy detallado pero en ocasiones realmente repetitivo. Mientras paseamos por las calles de la ciudad medio hundida, encontramos texturas bastante interesantes, sobre todo las utilizadas para los corales que encontramos a modo de “hiedras” por las paredes de las diferentes viviendas.

Los diferentes distritos del juego son fáciles de diferenciar a simple vista, cada cual tiene un entorno diferente, señalando de este modo el nivel económico de quienes viven o vivían en ellos. Pero una vez accedes a una edificación, ya sea una mansión, casa abandonada, fábrica, etc… hay muy pocos modelos diferentes. Es decir, si por ejemplo accedes a una casa abandonada y la vivienda tiene cierta estructura de habitaciones, posteriormente accederás a otra vivienda en otro lugar diferente de la ciudad con la misma estructura de habitaciones, salvo mínimas diferencias como pueden ser puertas tapiadas o mobiliario cambiado de sitio. Esto provoca que nada más acceder a las viviendas te quedes con la duda de si es un lugar ya visitado o no.

Al igual que ocurre con las viviendas, los modelos de los diferentes NPCs son también muy parecidos, sino iguales, provocando en muchas ocasiones que dudes si el acontecimiento que acaba de ocurrir le ha pasado a un personaje secundario o principal. Y esto puede llevar a mucha confusión o incluso perder el hilo de la historia.

En cuanto a la Banda Sonora del juego, nos encontramos ante un sonido ambiente bastante tétrico, el cual acompaña perfectamente a la historia y ayuda a conocer al instante si cerca tenemos un enemigo muy fuerte o difícil de vencer, con lo que podemos prepararnos de antemano.

Sistema de Batalla

La jugabilidad de The Sinking City es en tercera persona, permitiéndonos mover la cámara en todo momento para poder centrarnos en cierta parte del escenario. Esto en principio está muy bien, ya que permite una mayor inmersión del jugador en el escenario, pero en ocasiones llega a ser frustrante, sobre todo en las batallas contra ciertos enemigos. Y es que ocurre que algunos de los enemigos que te encuentras, son muy rápidos y tu personaje demasiado lento a la hora de disparar/golpera y/o recargar el arma. Esto conlleva a que en mitad del combate, el enemigo desaparezca de vista, se coloque rápidamente detrás de tu personaje y te dañe o termine matando.

Pero ya no solamente eso, el nivel de frustración en combate aumenta cuando te enfrentas a numerosos enemigos. A pesar de que el juego te permite aumentar la velocidad de carga y disparo, Reed sigue siendo demasiado lento, lo que provoca que termines muerto en numerosas ocasiones y tengas que padecer los tediosos tiempos de carga una y otra vez.

Personajes principales

Charles Reed: marino de la Armada de los EE. UU. Y veterano de la Primera Guerra Mundial convertido en investigador privado. Sufre de horribles visiones, las cuales parecen conducirle a Oakmont, además de proporcionarle poderes sobrenaturales.

Johannes van der Berg: es un intelectual que se ha mudado a Oakmont tras la Gran Guerra. Al conocer que Charles Reed sufre de ciertas visiones, éste decide invitar a Reed a Oakmont para descubrir la naturaleza de las mismas.

Charles Reed y Johannes van der Berg son los dos primeros personajes que nos encontramos en el juego, además de otros tantos que tienen bastante peso a lo largo de la historia, pero que preferimos no nombrar para evitar spoilers.

Por norma general, cada personaje tiene su propia personalidad bastante marcada, dando así vida a una historia en la cual encontraremos en todo momento racismo y maltrato por parte de la sociedad a diferentes minorías. De estas injusticias y opresión, los desarrolladores son bastante conscientes, ya que antes de comenzar el juego indican con un mensaje que han preferido no censurar esta parte para así dar más realismo y tener una mayor descripción de la época en la que están inspiradas las obras de H.P Lovecraft.

Tráiler:

Valoración TFA

En cuanto a la historia, si se deja de lado la opresión y racismo, la historia en sí es bastante interesante y atractiva, la cual nos sumerge en un oscuro mundo de ocultismo y supersticiones. A medida que se van conociendo más detalles de los diferentes personajes que componen este mundo, su folclore, el “origen” de los wildbeasts o incluso los acontecimientos que están ocurriendo en ese momento, se ve cómo la historia va tomando muchos giros inesperados que siempre te mantienen en vilo.

Un aspecto muy interesante del juego es que a diferencia de muchos RPGs actuales, en este no te dicen “ve de este punto a este otro”, no, en The Sinking City te dan pistas para que puedas seguir avanzando tu historia e investigando como si fueses un verdadero detective. En numerosas ocasiones hemos tenido que pararnos y pensar con tranquilidad cuál va a ser el siguiente movimiento, o el siguiente lugar al que visitar. Y esto hace que la experiencia proporcionada sea todavía más valiosa.

Como comentábamos anteriormente, como aspectos negativos que encontramos en The Sinking City, resaltar la lentitud en combate, la cual lleva en numerosas ocasiones a una gran frustración. Asimismo, también encontramos la similitud de muchos escenarios y/o modelos de personajes, los cuales terminan sacándote de la historia. Y unos tiempos de carga muy elevados, casi desesperantes, sobre todo a la hora de dar comienzo el juego, cargar partida y en ocasiones, al acceder a ciertas viviendas.

En definitiva, The Sinking City es un juego con una gran historia, al que le falta desarrollo de escenarios, modelos de personajes, pulir los tiempos de carga y sobre todo, mejorar el sistema de combate. Pero que, si estás buscando un juego con el que pasar el tiempo y estos “detalles” negativos los puedes pasar por alto, The Sinking City puede ser el juego que estés buscando.

¿Seguro que no quieres darnos tu opinión?

A %d blogueros les gusta esto: