La Última Lluvia – Capítulo 2

Lagon sentia que ardia, sentia como la rabia iba en aumento, el fuego le fluia en las venas, tenia que ser una ilusiónMayla murio pero, la habia tocadohabia sentido sus brazos, su alientosus ojos rojos ¡ROJOS! Lagon lo comprendio todo, conocia ese hechizo, el mismo lo utilizo antaño contra el conde Vass su cuerpo respondia a todos los sentimientos que tenia antes de morir, pero su cuerpo no era mas que una cascara, un recipiente vacio.
Lagon intento moverse con todas sus fuerzas, pero la lluvia se volvia mas intensa con cada movimiento que el intentaba.
-Acaso crees que puedes resistir mi lluvia, ¡Mestizo imbecil! con tus heridas, no te queda mas de 1 minuto de vida, pero tranquilo tendras tiempo de ver como violan a tu querida Mayla, de eso ¡Te doy mi palabra!
La rabia de Lagon se estaba acumulando en su brazo derecho, le abrasaba la piel.. pero aun asi lo notaba diferente ¡ligero! entonces un fuego interno le abraso el pecho, Lagon solto un fuerte alarido y su respiración se acelero de manera alarmante, casi parecia que iba a estallar todos se quedaron quietosatonitos por lo que les mostraban sus ojos, el brazo de Lagon estaba en llamas y el torso emitia un fulgor ardiente, sus ojos se volvieron naranjas, su pelo parecia una hoguera
Rompió sus ataduras y la lluvia ya solo era una leve molestia.
Cogió la espada que tenia clavada en el pecho y la extrajo la herida sano al instante, despues se puso el brazo izquierdo en el sitio y podia moverlo sin dificultad alguna.
El encapuchado no daba credito a lo que estaba pasando y Mayla estaba ahora en el sueloinherte.
Lagon miro al encapuchado, una risa se le dibujo en la cara, una risa amarga-Repitelo-Nadie movio un dedo, aun estaban atonitos, sorprendidos por lo que estaba pasando-¡Matadlo!- ordeno el encapuchado a sus secuazes, los dos hombres corpulentos se lanzaron sobre Lagon, o al menos lo intentaron les agarro por el cuello y los levanto en el aire, fue como levantar dos gatos asustados…

Indica que te ha gustado...
...y comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *