Diez años de desarrollo.El mayor presupuesto de la historia en una película de anime.El nombre de Katsuhiro Otomo por delante de todo.Desde luego,Steamboy es una película que despertaba las esperanzas de todos.Sin embargo,todas las expectativas no se han visto culminadas por desgracia.¿Por qué?Lee este artículo y sabrás por qué…

SteamboyEL CHICO DE VAPOR

Nos encontramos en Inglaterra,en plena Revolución Industrial,época excitante como pocas.Es un tiempo de inventores,donde el desarrollo de la tecnología se presenta de golpe en el hogar y la vida diaria de millones de personas.Cada día aparece algo nuevo que asombra al mundo:el ferrocarril,la electricidad,el vapor como fuente de energía…Así pues,es normal que James Ray Steam,un joven inventor,esté encantado con la vida que le ha tocado vivir.Después de todo,su padre y su abuelo son también inventores.De hecho,ahora están lejos,trabajando en un nuevo ingenio que puede cambiar el mundo…o destruirlo.La ausencia de ambos se prolonga más allá de lo esperado y es algo que colma de nervios a la familia,que además se ve acosada por las incómodas visitas de ciertos personajes sospechosos.Entonces,un día,recibe un paquete de su abuelo.En él se encuentra el secreto que ambiciona todo el mundo civilizado… 

INCONSISTENTE COMO EL VAPOR

Steamboy es probablemente el proyecto más ambicioso de Katsuhiro Otomo,el autor estigmatizado por Akira.Los 10 años y los 22 millones de dólares invertidos así lo atestiguan.Con todo ello,ha creado una película de animación de más de dos horas de duración que llegó a estrenarse en cines en nuestro país en marzo de 2005 y que incluso puede que entre en la pugna por el Oscar a la Mejor Película de Animación(lo que podría incluso enfrentarle con la nueva película de Ghibli,Howl’s Moving Castle,por el galardón…interesante).Con todo este potencial,a cualquier aficionado a la animación le entrará la curiosidad por ver esta obra.Pues bien,a pesar de no ser mala película,seguro que decepcionará a más de uno. 
Primero,empecemos con lo mejor sin lugar a dudas de la película:el apartado técnico. 
Desde luego,10 años y 22 millones de dólares dan para mucho y Otomo lo aprovecha a la perfección,aunque el resultado no sorprenda como hicieron otras obras antiguas(hay que reconocer que,hoy en día,es dificilísimo sorprender en el apartado técnico de las películas de anime).Eso no significa que el apartado gráfico de la película no sea apabullante y que Otomo lo maneja de maravilla.La animación propiamente dicha,la combinación de las dos y las tres dimensiones y la representación de la destrucción,sello inconfundible del autor japonés,harán las delicias de cualquiera.Pero, 
desgraciadamente,parece que esos años y millones de desarrollo se fueron únicamente por esta vertiente,siendo el largometraje únicamente un amplio y asombroso escaparate de destrucción e ingenios mecánicos.De hecho,el guión no parece más que una excusa para ello. 
Y es que el guión es el punto flaco de la película.Está bien dirigida,pero poco más. 
Parece obvio que Otomo,distanciándose de anteriores obras suyas de carácter adulto,ha querido realizar una película para toda la familia.Así,por ejemplo,esa violencia apocalíptica y brutal de Akira o Pesadillas desaparece por completo,dejándolo todo al espectáculo.Eso no es malo.Sin embargo,parece que a Otomo le es imposible grabar su personal sello fuera de una historia de sus características.Los personajes son planos y estereotípicos,desde el protagonista que supera todas las adversidades hasta el padre enemigo-amigo,la niña repelente que luego no es tan borde como parece…Además,la excusa argumental se agota muy pronto y a partir de la mitad de la película,cuando se desvela el secreto del paquete recibido por Ray,sencillamente no hay nada más que contar y la película se alarga innecesariamente,constituyendo únicamente como un panfleto de efectos especiales y alardes de animación.Seguro que muchos esperaban erróneamente un nuevo Akira pero no era necesario volver a repetir la fórmula de ese gran éxito en absoluto para conseguir una buena película.Es una lástima pues Otomo ha dejado pasar una buena oportunidad para crear su obra definitiva o,al menos,una peli de aventuras más amena y con un guión mejor ensamblado. 
Mención especial merece la edición especial en DVD de esta película que ha aparecido en España.Por una vez(y nos tememos que sin que sirva de precedente),la edición no tiene nada que envidiar a la japonesa pues,de hecho,es calcada a ella.Así,nos encontramos con dos DVDs con la película y numerosos extras,un artbook con storyboards,diseños y un manga de 28 páginas realizado por el mismo Otomo y una serie de postales con imágenes de la película,todo en una caja al precio de 39,90€. 

¡A TODA MÁQUINA!

Sí,es una verdadera pena.Steamboy nos ha dejado un sabor agridulce a muchos.Un película con un apabullante apartado técnico y bien dirigida pero con un guión endeble y plano sin mucho interés.Pero bueno,Otomo siempre es Otomo y,al menos,nunca nos hará bostezar.Así que desengánchate de una vez del ordenador,coge las palomitas,llama a tus amigos y disfruta de una buena sesión de anime.

Indica que te ha gustado...
...y comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *