La tumba de las luciérnagas

Antes de ver esta película,había oído que era de esas que,la primera vez que la ves,no puedes evitar llorar.Aunque un servidor no llegó a tanto,sí es cierto que La tumba de las luciérnagas deja un poso amargo dentro del espectador,seguramente porque relata algo tan real y crudo como es la guerra,más aún si se trata de la Segunda Guerra Mundial y más aún si es a través de una pareja de niños que tienen que luchar contra tan cruel monstruo…

Luciernagas«21 DE SEPTIEMBRE DE 1945.ÉSA FUE LA NOCHE EN LA QUE MORÍ»

Con esta frase pronunciada por un muchacho en la estación de ferrocarril de Kobe comienza La tumba de las luciérnagas.Y es que el chico que enuncia esta terrible premonición es el mismísimo espíritu del protagonista de la película,que,tras reunirse con el espíritu de su hermana,se dispone a rememorar su vida,la vida que sirve de motor a la historia. 
Nos encontramos en los últimos coletazos de la Segunda Guerra Mundial,en el verano de 1945,en los albores de la bomba atómica sobre Hiroshima y la rendición incondicional de Japón ante EE.UU. 
Los bombardeos estadounidenses sacuden las poblaciones de Kobe.En una de ellas vive Seita,de catorce años;su hermana Setsuko,de cuatro;y la madre de ambos.El padre,militar,está luchando en el frente y hace mucho que no se pone en contacto con su familia.En el transcurso de uno de los ataques,la madre de los dos hermanos queda malherida,muriendo poco después.Así,los dos hermanos se ven obligados a irse a vivir con una tía.Sin embargo,poco a poco,las tensiones entre ella(que los considera unos parásitos) y Seita y Setsuko provocará que los hermanos decidan marcharse a vivir por su cuenta a un refugio antiaéreo abandonado.Allí,ambos recogen luciérnagas para iluminar el interior del hogar y que así la pequeña no tenga miedo por la noche.Sin embargo,las luciérnagas mueren muy pronto,lo que entristece a Setsuko,que las entierra a todas y cada una en pequeñas tumbas.Vendiendo todos los efectos personales de su madre y recogiendo los ahorros que ella había recogido compran todo lo necesario para vivir.Aunque en un principio todo es muy idílico y bonito,pronto los niños sufrirán la pobreza,el hambre y la desesperanza en los que está sumido Japón.Tratan de sobrevivir,pero pronto la malnutrición empieza a hacer mella en la pequeña Setsuko…

LA CRUDEZA DE LA GUERRA

La tumba de las luciérnagas(Hotaru no Haka en la versión original),creada por el celebérrimo Estudio Ghibli,está inspirada en la novela homónima de Akiyuki Nosaka,ganadora del premio Naoki(uno de los más importantes en Japón),autobiografía en la que el escritor nos cuenta cómo perdió a su hermana durante la guerra debido a la malnutrición.Este factor añade aún más emotividad a la película,el hecho de que quien lo escribió pasó por lo mismo.Y es que La tumba de las luciérnagas es una película muy emotiva,que consigue conmover profundamente al espectador con la tragedia de los dos niños.La historia,muy bien articulada,refleja la situación del país nipón mientras estaba absorbida en la espiral de sangre y fuego de la Segunda Guerra Mundial.Si bien no se puede tildar a la película de documental,sí que nos puede dar una buena idea de cómo era la vida entonces y de cómo todas las víctimas del conflicto no se produjeron directamente en los campos de batalla,dando buena cuenta de la pobreza y la hambruna en las que se sumió Japón.Y es que éste es el propósito de la cinta,contar una historia que intente reflejar la situación en aquella época,agravándola aún más ante el hecho de que sean dos niños los que la protagonicen. 
Por otro lado,el apartado técnico de la película es más que correcto,con una buena animación y el diseño de personajes tan característico del Estudio Ghibli,aunque Mi vecino Totoro(creado en la misma época) disfruta de una mejor animación.No hay que olvidar que la película data del año 1988 y,para bien o para mal,el tiempo se nota.Por último,la música,obra esta vez deYoshio Mamiya(y no de Joe Hishaishi),acompaña muy bien a la película.

LUCIÉRNAGAS EN LA NOCHE

La tumba de las luciérnagas,que llega a nuestro país 15 años después editada por Jonu Media,es una película muy emotiva,que sabe conmover y sacar los sentimientos a flor de piel al espectador,dejándole un poso amargo en su interior(prueba de ello era el significativo silencio que se respiraba en la sala donde un servidor vió la película durante los compases finales de la misma). 
Por ello,se convierte en una nueva prueba para que,de una vez por todas,no volvamos a repetir los errores del pasado,pues el drama de Seita y Setsuko se sigue produciendo desgraciadamente hoy en día en miles de lugares del mundo.

Indica que te ha gustado...
...y comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *