La Muerte De Mayla

Lagon entro en la habitacion, el ni√Īo estaba en brazo de la hechicera, pero Lagon casi no le presto atencion. Miro a Mayla, estaba muy palida. -Que le pasa!?
-Se pondra bien, tranquilizate Lagon- Dijo Siler con la mirada perdida.
Lagon se aproximo a Mayla, y le aparto un mechon de pelo que reposaba en su cara, le acaricio la mejilla y la beso en la frente.
-Te quiero mi dulce flor de oto√Īo.
Mayla no pudo hablar y cerro los ojos mientras esbozaba una sonrisa.
Lagon la abrazo con fuerza y se quedo alli con ella durante semanas, mientras que Mayla no mejoraba de salud. Seguia palida y vomitaba todo lo que comia.
Lagon intento varias veces curarla con su magia, pero como anta√Īo‚Ķ el cuerpo de Mayla rechazaba su magia. Siler entro y se sento junto a Lagon.
Y Lagon con voz agrietada dijo- no sobrevivira, verdad?
-No…Alber dice que como mucho sobrevivira hasta el amanecer.
-El bebe esta bien?
-…Si
-Dejanos a solas…- Siler no espero que Lagon pronunciara ninguna palabra mas y se marcho.
Lagon puso su mano sobre el pecho de Mayla, y empezo a intentar de nuevo curarle con su magia.

-Sabe que no podra hacer nada, verdad?
-Lo sabe perfectamente, pero no por ello dejara de intentarlo… si alguien puede curarla…es Lagon.
-Pero podria morir si no se controla!
-Llegado ese momento tendremos que intervenir- sentencio Siler.
Lagon empezo a transferir energia hacia el corazon de Mayla pero su cuerpo lo rechazaba y su amgia volvia hacia Lagon, lo intento varias veces, sin cesar, hasta que decidio pasarle toda la magia que tenia dentro del cuerpo. Empezo a transferirla a toda velocidad y el cuerpo de Mayla empezo a brillar, estaba funcionando! Lagon no paro de darle mas y mas magia, no podia parar ahora, no podia fallarle a Mayla.-Dejalo cabezota‚Ķ-susurro Mayla. A Lagon se le empa√Īaron los ojos de lagrimas pero no paraba de transferir su magia a ella.-Esta vez no puedo dejarlo Mayla, tengo que ser fuerte, por ti‚Ķpor nuestro hijo‚Ķpor los dos!-Lagon‚Ķmi querido escorpion inquieto‚Ķno podras hacer nada, sabes que no tienes suficiente magia‚Ķ ya casi estas al limite, dejalo. -No! Mayla no dejare que mueras! Me niego!- Siler irrumpio en la sala y Lagon alzo su brazo hacia el y Siler quedo completamente imovilizado. -Lagon! no lo hagas! Morireis los dos!- Callate!- Lagon dijo eso casi como un rugido
-La mano que estaba apoyada en el corazon de Mayla empezo a emitir peque√Īas chispas, y las chispas que tocaron al suelo hicieron brotar unas flores de petalos naranjas. Lagon miro la mano que estaba sobre Mayla y canalizo mas poder hacia ella. Las chispas se convirtieron en finos rayos que llegaron por toda la sala.Siler aprovecho el momento y se lanzo sobre Lagon dejandole imovilizado. El cuerpo de Mayla dejo de brilla cuando la mano de Lagon se separo de ella.-NOooo!!! Dejame! Dejame salvarla!!!- Lagon se debatia entre la furia, la ira y el llanto y la tristeza.
Siler no le solto hasta que Lagon dejo de intentar liberarse. Estuvo 4 horas luchando por soltarse.
Finalmente su cuerpo cayo rendido despues del inhumano esfuerzo que habia hecho. Siler le solto viendo que ya no podia moverse. Y Lagon rompio a llorar.-Lo siento amigo mio…pero tu aun podias vivir, y no iba a dejar que te mataras.
-No te guardo rencor…pero ella…me hablo, estaba tan cerca Siler! Pude transferirle algo de magia! Se que pude!-Pero no tenias la suficiente como para curarla…-…Siler miro a Mayla… ya habia muerto… tenia menos tiempo del que Alber habia predicho.
De repente un estruendo atronador se escucho venir de la otra habitacion. Lagon hizo un intento por levantarse pero no pudo. -EL NI√ĎO!!!- Grito.
Siler se levanto y corrio hacia la otra habitaci√≥n. Al abrir la puerta una bola de fuego le hizo estamparse contra la pared del fondo de la habitacion donde estaban Lagon y Mayla. Lagon solo vio un fulgor rojo que impulsava a su amigo hacia la pared y lo dejaba inconsciente. Intento levantarse de todas las maneras pero no pudo. Entonces en la habitacion aparecio Dai, con el bebe en brazos y con cara de victoria. -Sueltalo!!!-rugio Lagon-No estas en condiciones para darme ordenes, mestizo patetico! Y tu hijo se va a venir conmigo‚Ķsera mejor angel de la noche que su padre- Dijo Dai mientras se reia-No te dejare que le destrozes la vida de semejante forma!-Como si pudieras impedirmelo- Dicho esto Dai alzo uno de sus brazos y empezo a formar una bola de fuego. Lagon intentaba con todas sus fuerzas levantarse. El bebe miro a su padre y alargo sus brazos hacia el. Lagon sentia como la furia invadia su cuerpo y de pronto sintio como si el brazo derecho le ardiera, se lo agarro isntintivamente con el brazo izquierdo y al mirar vio que efictamente tenia llamas a su alrededor. Llamas azules. Esas llamas se extendieron en menos de un segundo por su cuerpo y le te√Īieron la piel de un color negro, su pelo era como el humo y tenia marcas como las de su brazo derecho, por todo el cuerpo‚Ķ pero estas no eran rojas‚Ķ eran azules, un azul diamante.
Lagon se levanto y le dio un pu√Īetazo en la cara de Dai, el cual salio por los aires, justo despues de que Lagon le quitara el ni√Īo de entre los brazos. Lagon cayo al suelo sin apenas hacer ruido. Miro al bebe, el cual en lugar de llorar al ver el rostro negro como el carbon y lleno de marcas azules de su padre, le sonrio y se abrazo a el.

Indica que te ha gustado...
...y comparte