Kingdom Hearts: Chain of Memories

Cuando Square-Enix y Disney anunciaron que iban a desarrollar un juego de forma conjunta, el panorama consolero se sorprendió enormemente. Dos colosos en sus respectivos campos se unían en un mismo proyecto. Si bien la inclusión de personajes Disney en un producto desarrollado realmente de forma casi íntegra por Square hizo desconfiar a los fanáticos de Final Fantasy y demás juegos de la compañía, Kingdom Hearts,que así se llamaba el juego, se convirtió en un gran éxito tanto de crítica como de ventas en la PlayStation 2. Esto propició que se desarrollara una segunda parte del juego pero, como aperitivo y puente entre las dos entregas, se publicó en Game Boy Advance Kingdom Hearts: Chain of Memories.

Chain of MemoriesRECORDAR Y OLVIDAR, ENCONTRAR Y PERDER…

En el final del primer Kingdom Hearts, Riku y el rey Mickey se sacrificaron para poder sellar el poder de los temibles Sincorazón. Tras el fin de la amenaza, la paz volvió al mundo. A pesar de ello, Sora no podía dejar de pensar en su amigo…¿dónde se encontraría?¿Seguiría vivo? Una noche, se despierta sobresaltado…ha tenido un sueño, un sueño agradable…que parecía real…Mientras piensa en ello, una misteriosa figura vestida con una gabardina negra aparece, brindándole unas crípticas palabras:”Ante ti aguarda algo que necesitas…más tendrás que perder algo querido para poder reclamarlo”. Tras esto, Sora, Donald y Goofy encuentran un extraño castillo :el Castillo del Olvido. El trío siente que allí se encuentran los seres queridos que han perdido: el rey Mickey y, naturalmente, Riku.¿Podrá Sora encontrarlos?¿Cuál es el misterio de esta edificación, surgida de la nada?¿Quiénes son esos extraños personajes de negro? Si quiere contestar todas las preguntas, tendrá que navegar entre sus propios recuerdos… 

ENTRE PELÍCULAS Y NAIPES

Kingdom Hearts: Chain of Memories apareció para la pequeña de Nintendo en 2005.Si bien la saga se publicita como un producto conjunto de Square-Enix y Disney, en realidad el verdadero cerebro de este proyecto es la compañía japonesa, que desarrolla íntegramente los videojuegos. Disney sólo aporta sus personajes y sus películas para ambientar la aventura(además de su inmensa maquinaria de marketing),aunque, siendo francos, rayan a un nivel muy inferior al de los elementos creados exclusivamente por Square-Enix. 
Lo primero que llama la atención de este Kingdom Hearts es la fantástica introducción en, ni más ni menos, tres dimensiones, con una animación fluida y realmente sorprendente, consiguiendo una apertura memorable. Resulta increíble cómo han podido aprovechar el hardware de esta consola para realizar esta pequeña obra de arte de casi minuto y medio. Lo bueno es que este tipo de secuencias aparecerán esporádicamente en el resto de la aventura, para deleite del jugador. En el resto del apartado gráfico, los personajes y sus animaciones están espléndidamente recreados, con un tamaño considerable y unos movimientos fluidos. No se puede decir lo mismo de los escenarios,esquemáticos y con falta de detalle en algunos momentos. Por suerte, hay tantas ambientaciones diferentes que al menos no se nos hará pesado este hecho. A través de ellos haremos un extenso recorrido por la filmografía Disney. Por otro lado, la banda sonora es bastante variada y bien ordenada, acompañando a la perfección al juego tal y como nos tiene acostumbrados Square-Enix. 
Ahora entramos en la parte más peliaguda del juego, el sistema de juego. Chain of Memories puede ser catalogado como un RPG, aunque no es uno al que estemos acostumbrados. De hecho,se puede decir que mezcla elementos de los combates por turnos, de la acción en tiempo real y de los juegos de cartas. Si bien nosotros empuñamos una vez más la Espada Llave, nuestra verdadera arma será nuestra baraja de naipes, que iremos completando con cartas que consigamos al vencer a los sincorazón. En los escenarios podremos ver a nuestros enemigos y, por tanto, elegir entre combatir con ellos o no(si les golpeamos con nuestra espada antes de que se abalancen contra nosotros, tendremos una pequeña ventaja).Una vez en el combate, el objetivo será seleccionado automáticamente dependiendo de hacia dónde miramos. En la esquina inferior izquierda se nos presenta una especie de rueda en la que se muestran los naipes que tenemos y que podremos mover con los botones L y R. Unos representan ataques de distintos tipos de espadas, otros de magias, otros de invocaciones(tanto de personajes Disney como de personajes Square-como Cloud, Squall…-),otros de enemigos que nos confieren ciertas habilidades…Cada naipe tiene un valor, del 0 al 9.Este número es crucial pues los enemigos también utilizarán cartas para atacarnos. Si la carta de Sora y la del enemigo son utilizadas al mismo tiempo(aparecen en la parte inferior de la pantalla),la que tenga el número más alto ganará y hará que su poseedor ataque. Si el enemigo utiliza un naipe, Sora aún tendrá una pequeña fracción de tiempo para poder contraatacar con otro naipe. Si el número es más alto que el del enemigo, ejecutaremos un “cortanaipe” y anularemos el ataque, realizándolo nosotros, claro que esto también lo puede hacer el enemigo. Una carta especial son las que tienen el número 0.Este naipe puede ser vencido por cualquiera pero, a su vez, puede vencer a cualquiera. Esto quiere decir que, si somos nosotros los primeros en lanzar una carta con valor 0,cualquier carta del enemigo nos superará y anulará nuestro ataque. Sin embargo, si se da el caso contrario y el enemigo lanza cualquier carta de cualquier valor, si nosotros utilizamos una carta de valor 0,los que ganaremos seremos nosotros. Por tanto, los naipes de valor 0 tienen un alto grado estratégico. Igualmente, tendremos opción de juntar hasta tres cartas y atacar con ellas de golpe, caso en el que el valor del ataque será el resultado de las sumas de las tres cartas y, por tanto, un ataque más potente, pero lo malo es que no volveremos a poder utilizar esas cartas hasta que acabe el combate. También mientras luchamos aparecerán cartas representando a nuestros aliados(Donald, Goofy y el personaje Disney característico de cada escenario-Peter Pan en Nunca Jamás, Alicia en el País de las Maravillas…-)y que podremos utilizar como cartas normales. Todo lo haremos mientras nos movemos en la pantalla persiguiendo y esquivando a los enemigos y sus ofensivas. Si bien en un principio es terriblemente lioso estar pendiente de todo, con un poco de práctica no habrá el mayor problema. Eso sí, nuestra baraja no podrá ser ilimitada. Cada carta tiene unos Puntos Naipe que indican su calidad(las mejores tienen más PN).Según nuestro nivel, tendremos un límite de PN para utilizar en nuestra baraja que no podremos sobrepasar. Así, podremos crear una con unas cartas muy poderosas pero escasas en número o, al contrario, una muy numerosa pero de naipes mediocres. Esto aumenta la estrategia a la hora de crear nuestra baraja y seguro que os dará más de un quebradero de cabeza. 
Pero las cartas no son sólo importantes en la batalla, sino en el mismo desarrollo del juego. Gracias a ellas iremos avanzando “creando” habitaciones. Para poder acceder a las distintas habitaciones que componen los mapas, deberemos presentar unos determinados naipes, ya sean de cierto tipo, de cierto valor, que sumen entre varias un valor o todo a la vez. Para estos casos existen cartas especiales que determinarán qué tipo de habitación se creará. Las hay en las que crearemos una habitación llena de enemigos, otra en los que los enemigos estén atontados, otras con un punto para salvar la partida, otros con un tesoro, otros con la tienda moguri(en la que podremos comprar y comerciar con los naipes)…Y, como en cualquier RPG que se precie, iremos aumentando de nivel ganando puntos de experiencia, con los que podremos aumentar nuestra barra de vida, nuestro límite de Puntos Naipe o aprender nuevas técnicas. No se puede negar la originalidad del sistema y el esfuerzo de Square-Enix por ofrecer algo diferente, aunque, lamentablemente, encontrará la incomprensión de más de uno. 

NO LO OLVIDES, SORA…

Con todo esto, cabe decir como resultado que Kingdom Hearts: Chain of Memories es un producto muy cuidado y que intenta ofrecer algo novedoso en el panorama de los videojuegos, aprovechando al límite las posibilidades de Game Boy Advance. Si ya resulta un juego atractivo para cualquier aficionado, se hace imprescindible para los seguidores de esta saga, demostrando que, con ayuda de Disney o sin ella, Square-Enix es una de las compañías punteras en el sector del ocio electrónico.

 

¿Seguro que no quieres darnos tu opinión?

A %d blogueros les gusta esto: