Kimi to, Nami ni Noretara

La diosa de la Felicidad es caprichosa y fácilmente arrebata lo que concede pero tu que has conocido la felicidad perfecta tienes que seguir montando las olas de la vida por que sabes que él sigue a tu lado siempre sin importar lo dura que pueda ser la realidad. Tienes que creer en la magia que te ha sido concedida…

Cabalgar las olas al viento

Hinako Mukaimizu es una estudiante de universidad que se ha mudado a su tierra natal para estar cerca del mar y dedicarse a su hobby favorito, el surf. Mientras cabalga las olas por las mañanas alguien la admira desde lo alto del edificio de bomberos. Minato Hinageshi es un bombero que parece tener éxito en todo lo que hace, incluso animar a su torpe aprendiz, Wasabi, que no está muy seguro de haber elegido la profesión más adecuada para él. Mientras Wasabi hace prácticas con la manguera a presión esta se le escapa de las manos y deja empapada a Hinako que pasaba por allí con su bicicleta de vuelta a casa con su tabla de surf.

Wasabi queda impresionado con ella y cuando unos gamberros lanzan fuegos artificiales caseros e incendian el edificio en construcción donde vive Hinako, Wasabi se afana en intentar rescatarla pero es Minato el que llega en una escalera móvil hasta lo alto del edificio en llamas y consigue ponerla a salvo.

Mientras huye del fuego, Hinako carga con su tabla de surf a cuestas y Minato reconoce en ella a la chica que ve practicando surf y cabalgando las olas por las mañanas.

Para agradecerle haberla salvado, Hinako le ofrece a Minato enseñarle a hacer surf y pronto empiezan las lecciones, las salidas, las canciones, las risas y una relación va surgiendo entre ellos.

Cuando más perfecto parece todo, la tragedia se abate sobre ellos y juntos tienen que esforzarse en conseguir ser capaces de continuar cabalgando las olas de la vida y seguir adelante con todo lo que les depare el destino.

Tu mundo en una gota de agua

Kimi to Nami ni Noretara o El amor está en el agua (Ride Your Wave) es la última película de Masaaki Yuasa (Devilman Crybaby). El estudio Science SARU, se encuentra detrás de este largometraje animado, además de contar con Reiko Yoshida (Violet Evergarden, Bakuman) a cargo del guión.

La película se estrenó en Japón en junio de 2019 y también se estrenó en España de la mano de Selecta visión. Fue premiada en el Fantasia Film Festival, en el Festival Internacional de Shanghai y en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges.

Masaaki Yuasa es un director de culto y no, no es por haber creado a Sinchan, (¿quién no se acuerda del famoso…¡culito culito!?) sino por The Tatami Galaxy (2010) y su ¿secuela? Night Is Short, Walk On Girl (2017). Al principio parecía una obra menor pero siguió ganando adeptos silenciosamente hasta el punto de que se podía detectar el nivel otaku de alguien solo con preguntarle… ¿te gustó tatami galaxy?… y según la cara que ponía la inocente criatura que tenías enfrente ya podías saber de qué palo iba y si merecía la pena seguir en la trinchera o mandarlo a retaguardia con un biberón.

La producción ha estado a cargo de Science SARU Inc. que es el estudio de animación japonés establecido en Febrero de 2013 por el propio director Masaaki Yuasa y que prácticamente es su patio de recreo particular.
Entre sus últimos trabajos está la aclamada Devilman Crybaby (2018) y la reciente Nihon Chinbotsu (2020)
ambas emitidas en Netflix para mayor gloria de Yuasa; aunque sobre Nihon Chinbotsu han corrido ríos de tinta, no toda reluciente, pero se compensa con las loas a Devilman que casi la han llevado a los altares…

En el último trabajo del estudio, Eizouken ni wa Te o Dasu na! (2020), Yuasa ha sido director y guionista de la serie de animación en la que tres estudiantes de instituto unen fuerzas para crear el club club de instituto “Eizouken” (club de investigación audiovisual) y convertir en realidad su sueño de crear un proyecto de animación.

No contentos con el ritmo que llevan este año, Science SARU ya ha anunciado su próximo trabajo para 2021, “Inu-Oh”, un musical adaptación de la novela de Hideo Furukawa titulada “Heike Monogatari: Inu-Oh no Maki” (Cuentos del Heike: Inu-Oh).

El guión de Ride Your Wave ha estado a cargo de Reiko Yoshida, una eminencia que parece la madre de todos los guionistas, seis pantallas de títulos en los que ha trabajado… ningún resumen le puede hacer justicia así que solo voy a mencionar el trabajo que más renombre ha tenido últimamente: Koe no Katachi. Con eso no hace falta decir nada más.

Mención aparte merece la canción de la película “Brand New Story” que en lugar de hacer una simple aparición al final, se convierte en el leitmotiv de la historia. No solo es una canción, es el hilo que teje la historia de los dos protagonistas a medida que se van conociendo y que sus vidas se van entrelazando…
El grupo Generations from Exile Tribe es japonés pero tiene un aire a K-pop que no lo pueden disimular, curiosamente eso hace que la melodía encaje perfectamente con el aire desenfadado de la animación.
Genial el video de la canción donde aparecen las versiones animadas de los miembros del grupo como si fueran unos cuantos personajes más de la película haciendo surf en la misma playa que los protagonistas.

Una tortuga recién nacida

Y otra vez a vueltas con el agua… ¿pero que pasa con el H2O que tiene a todos los directores de animación haciendo glu glu…?

Que conste que no me estoy quejando, ha sido de lo más refrescante… sol… playa… olas… surf… love… nada de CGI… realmente un descanso, una típica historia de amor hasta el punto de que a más de uno se le ha escapado la terrible maldición… ¿¿cursi??.
Ni pongo ni quito rey pero ayudo a mi película… si, a algunos le puede parecer cursi, la felicidad absoluta puede parecer cursi, boba, ñoña, sobre todo para el que no la está viviendo, y no sé por qué pero yo encuentro por debajo cierto tufillo de envidia, oiga. Y de vez en cuando también viene bien un descanso de tanta pelea y tanta guerra.

No voy a negar que al principio parece un pastelazo pero aquí se trata todo de emoción, de sentimientos, y si estás buscando un mecha con mala leche y ganas de darle cera a otro mecha con mala leche, hoy te has equivocado de salón de té.

Y aunque todo empieza con nubes color de rosa, no todo el monte es orégano. Aquí las emociones son una auténtica montaña rusa, te suben a todo lo alto hasta que casi te da vértigo y luego te dejan caer hasta el fondo sin piedad ninguna para luego volver a nivelarte lo bastante como para poder respirar de nuevo.

No quiero decir que todo tenga que ser Violet Evergarden pero de vez en cuando viene bien una historia normal (¿sentimental?) donde los protagonistas son únicamente los sentimientos del personal, es desintoxicante después de tanto vampiro, tanta nave en llamas, tanto monstruo y tanta sangre.

Aunque no deja de tener su puntito de fantasía, aquí no hay magia élfica, es todo mucho más “normal”. Lo sobrenatural aquí es solo un decorado para que se luzcan las emociones de los protagonistas y el efecto es el de una historia a veces triste, si, pero que está toda construida para al final dejarte con una pincelada de esperanza.

Ha sido como irse de vacaciones junto al mar y sentarse a beber un refresco mientras ves la puesta de sol. Es triste ver como el sol desaparece pero a veces da gusto relajarse y solo sentir en lugar de pensar tanto.

Alguno también se ha quejado de tener que oir tanto la canción, y tampoco se les puede culpar demasiado. El sonido y la música caen bajo la dirección de la compositora Michiru Oshima, que repite aquí también después de hacer la banda sonora de Tatami Galaxy y aunque es una veterana (pero no una Yoko Kanno, todo sea dicho) aquí la música queda totalmente epatada por la canción principal que casi se convierte en un protagonista más.

Cierto que no ha sido un viaje épico a las montañas nubladas (nada de dragones ni bichos varios)…, se ha quedado en una simple excursión a la playa, pero ha sido agradable, y al final mientras piensas en las vueltas que puede dar una vida no dejan de recordártelo una y otra vez…

Después de una ola, siempre viene otra ola

Indica que te ha gustado...
...y comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *