Harmony

Gomen ne Miach… es lo único en lo que puedes pensar, es el pasado que arrastras mientras intentas escapar de esa sociedad compasiva y asfixiante que no permite la enfermedad ni la muerte y que te ahoga poco a poco. Han pasado 13 años y no puedes olvidar el dolor ni la culpabilidad ni el arrepentimiento y lo único que puedes hacer es ocultarte en los márgenes de los últimos conflictos del planeta mientras tratas de escapar inútilmente de su recuerdo… porque tú sigues viva.

La hélice es la vida

En un futuro en el que el mundo ha sobrevivido a los disturbios y las matanzas de “La Vorágine”, el Vitalismo es la filosofía que se ha extendido para prevenir que un caos mundial similar ocurra de nuevo. La vida, la salud y el bienestar es la prioridad absoluta.
La muerte y la enfermedad han sido erradicadas de la vida de las personas gracias al implante de WatchMe que se coloca al nacer y que se activa automáticamente cuando el cuerpo se hace adulto.

La Med-Administración controla en tiempo real todas las funciones corporales, la alimentación y las funciones vitales de los ciudadanos. El alcohol y el tabaco están prohibidos así como cualquier sustancia que pueda perjudicar la salud. Se controla hasta la última caloría que ingiere cada persona y el cuerpo ya no tiene libertad ni para engordar al tiempo que el consumo de drogas y medicamentos han desterrado la sensación de dolor o malestar para siempre. El sistema MediCare proporciona pastillas personalizadas en cualquier terminal de los que abundan por todas partes.

El mundo se volvió estable, saludable y perfecto. Pero no todos son felices en este falso paraíso, la falta absoluta de libertad sobre el propio cuerpo se cobra su precio y se nota en el aumento de suicidios infantiles. No hay escapatoria posible pero algunos todavía tienen el impulso de rebelarse aunque sea silenciosamente.

Tuan Kirie es una Inspectora Helix de los Pacificadores, el complejo médico-industrial que controla la salud y la vida de prácticamente todos los habitantes del planeta y que poco a poco ha ido tomando las competencias de la policía y del ejército.

Para intentar olvidar a Miach Mihie y para escapar del control absoluto de la sociedad, Tuan busca misiones en los pocos sitios del planeta que todavía quedan fuera de la esfera de influencia de los Med-Administradores y donde todavía se pueden conseguir cigarrillos y una botella de vino gracias al contrabando. Cuando su superior en la cadena de mando lo descubre y la envía de vuelta a Japon, no puede sentirse más desgraciada, allí solo quedan sus amargos recuerdos y un tipo de vida que para ella es como una prisión.

Y entonces ocurre lo impensable, una serie de suicidios ocurren al mismo tiempo y la sociedad tiene que enfrentarse a algo que creía desterrado para siempre; el terror, el pánico y el caos vuelven a aparecer en el mundo y como inspectora Helix de alto rango, Tuan tiene que encargarse de la investigación. Y el pasado regresa de nuevo…

Proyecto ITOH

Harmony es la adaptación animada de la novela de mismo título de Project Itoh, pseudónimo con el que firmaba sus obras Satoshi Itō que está considerado como uno de los autores japoneses de ciencia ficción más influyentes del país del Sol Naciente.
Desafortunadamente murió de cancer a los 34 años en marzo de 2009.

La novela de Harmony es la obra póstuma de Project Itoh. Última novela de un proyecto que comenzaría con la novela de ciencia ficción titulada Genocidal Organ. Esta primera obra fue publicada por primera vez en 2007 por la editorial Hayakawa Publishing. Dos años más tarde, en 2009, publicaría Harmony junto a la adaptación del videojuego de Metal Gear Solid: Guns of the Patriots (esto tiene que ver con la amistad de Itoh con Hideo Kojima, Itoh decía que Kojima era el único que entendía de que iban sus libros pero eso es otra historia, lo que está claro es que Dios los cría y ellos se juntan…).

Cuando falleció solo tenía escritas 30 páginas de Shisha no Teikoku (The Empire of Corpses). Su amigo y colaborador Toh EnJoe reveló el plan para completar la novela inacabada de Itoh El Imperio de los cadáveres en la rueda de prensa tras el anuncio de Enjoe como ganador del Premio Akutagawa en enero de 2012 (el premio Akutagawa es algo así como el Nobel de Literatura en Japon. Fue publicado en agosto de 2012, y recibió el Premio Especial del Nihon SF Premio Taisho.)

En realidad las 3 novelas han sido premiadas y juntas conforman el Proyecto Itoh que es la cumbre de la ciencia ficción japonesa
(por favor no me hagáis traducirlos todos…)

2007: Nihon SF Taisho Award nomination for Genocidal Organ
2009: Nihon SF Taisho for Harmony
2009: Seiun Award for Harmony
2010: U.S. Awards Philip K. Dick Award “Special Citation” for Harmony
2012: Nihon SF Taisho Award “Special Award” for The Empire of Corpses (with Toh Enjoe)
2013: Seiun Award for The Empire of Corpses (with Toh Enjoe)

La película forma parte del proyecto cinematográfico de Noitamina (¡Gracias!, ¡Gracias por siempre!) que adapta las novelas de Genocidal Organ 2017, Harmony 2015 y Shisha no Teikoku (The Empire of Corpses) 2015 en largometrajes de animación.
Las tres películas serían manejadas por diferentes estudios y directores.

Harmony (2015) está co-dirigida por Takashi Nakamura y Michael Arias y realizada en Studio 4 ° C

Recordando lo que el estudio nos ha traído también…

Spriggan (1998)

Las tres películas de Berserk: Golden Age Arc
· The Egg of the King(2012)
· The Battle for Doldrey(2012)
· The Descent(2013)

4 de los cortos de The Animatrix
“Kid’s Story”, “The Second Renaissance”, “Beyond”, “A detective story” (2003)

Takashi Nakamura es un veterano que entre muchas otras cosas, ha intervenido en:

Akira (si, esa misma): Diseño de personajes, Director de animación
Nausicaä of the Valley of the Wind (si, la de Ghibli): Key Animation (animadores senior que deciden en qué posición está un personaje al inicio de la animación, en el medio y al final. Es una tarea importante porque son los que le dan expresividad a los movimientos)
Mahō Tsukai no Yome (The Ancient Magus’ Bride): Storyboard (7 episodios)

Michael Arias destaca por:

The Animatrix
En el año 2000, Michael aceptó una invitación de los Wachowskis (en aquella época todavía eran “ellos”) para producir la antología de animación The Animatrix.

Tekkonkinkreet 2006
Esta película se considera un hito en la animación japonesa. Fue galardonada con el prestigioso premio Ōfuji Noburō en Japon y compitió para dos premios en el 57 festival internacional de Berlin. Más tarde ganó el premio de Animación del año en Japon en 2008.

EGOIST (Psycho-Pass, Guilty Crown) interpretaron las canciones principales para las tres películas de Project Itoh.
Para Harmony: el tema “Ghost of a Smile”

El caos del mundo

Y sí, aquí también hay tongo. Neutralidad cero.

Project Itoh me fascinó desde el momento en que anunciaron las tres películas y no paré hasta dar con todas ellas.
Fueron dos largos años de espera e incertidumbre desde que Genocidal Organ fue indefinidamente pospuesta cuando Manglobe (que iba a producirla en 2015) quebró y el proyecto quedó en el aire hasta que se volvió a retomar por el recién creado estudio GENO en 2017.
Lo dicho, dos largos años de sufrimiento.

Pero aunque The Empire of Corpses estuvo bien, todavía tenía ese aire a animación de fantasía siglo XIX que a veces les salen tan bien pero que ya se ha visto antes. En cambio Harmony fue toda una sorpresa y una novedad.

Lo confieso, no he leído las novelas, conseguí una copia de las 3 pero están sin traducir (en inglés) y todavía las tengo pendientes. Pero las guardo con veneración, como el que tiene una Biblia de Gutenberg en una vitrina y la mira de vez en cuando… (¡¡mi tesssssssoroooo!!)

Harmony es ciencia ficción seria, dura, incluso muy dura (no tanto como Genocidal Organ pero es que eso ya es nuclear).
No es una historia amable, el mundo que presenta resulta terrorífico (para algunos) pero siempre vuelvo a verla de vez en cuando. Una y otra vez. A veces por deporte intento sacarle algún defecto y no lo consigo.

No voy a marear la perdiz con el 3D.
La arquitectura es impresionante y original, casi orgánica en sus formas, esos edificios imponentes y estéticos que reflejan perfectamente la sociedad que habita en ellos.
Y el dibujo de los personajes es suave, preciso y elegante, no desentona del entorno, son las construcciones las que resaltan y roban la mirada. Y son perfectas.

Y ese tema final de la banda sonora compuesta por el músico Yoshihiro Ike, esos coros solemnes que no desentonarían en un funeral de catedral. Perfectamente apropiados.

La historia duele, en el alma. Pocas veces he visto algo tan triste y a la vez tan perfectamente tratado. Contando con la impasibilidad japonesa para mantener la sensiblería bajo control, las emociones son profundas como pozos abisales y a la vez tan elegantes como una gota de agua haciendo ondas sobre un lago. El estilo no se pierde en ningún momento, y mira que hay momentos duros… Lo que me admira es el control sobre esos momentos. No se esconde nada, no hay miedo a enseñar nada. El que no tenga valor que no mire. Aquí la censura la tiene que poner el que mira, no el que enseña.

Y con todo lo que hay sigue sin ser gratuito. Esto no es Tokyo Ghoul, la sangre aparece porque tiene que aparecer pero no es la estrella del show. La estrella es la historia, de todas ellas, de su relación y de la presencia de esa relación en el pasado y en el presente. Somos lo que hemos vivido y lo que recordamos. Somos el precio que pagamos por nuestro pasado.

Y a veces ese precio es demasiado alto.

¿Seguro que no quieres darnos tu opinión?

A %d blogueros les gusta esto: