Hana-Bi (Flores de fuego)

Takeshi Kitano ya había demostrado su genio en Japón tanto como director como actor en películas como Feliz Navidad,Mr.Lawrence,Sonatine o Getting Any?.Sin embargo,no fue hasta 1997 cuando sus obras comenzaron a darse a conocer al mundo,recompensándonos después con títulos como El Verano de Kikujiro,Brother o Dolls.La obra responsable de descubrir el arte de Kitano al mundo fue Hana-Bi(Flores de Fuego).

Hana-BiSILENCIOSO VIAJE A LA MUERTE

Nishi,un policía corrupto,lleva una vida bastante dura.Aparte de todo el ajetreo con su trabajo y sus trapos sucios,tiene que cuidar de su mujer,enferma terminal,a la que no le queda mucho tiempo de vida.Para agravar esa vida que parece llevarle a una existencia nihilista,dos compañeros suyos son víctimas de un disparo al intentar inmovilizar a un delincuente.Uno de ellos muere y el otro,llamado Horibe,queda malherido,quedando postrado en una silla de ruedas.Ante tan tremendo panorama,Nishi decide dimitir de su puesto de trabajo y efectuar un atraco para así poder realizar un viaje perfecto al mar junto a su mujer antes de que muera.Sin embargo,su pasado le persigue,lo que le obliga a acabar con la vida de todo aquel que intenta matarle y así poder disfrutar de sus últimos días con su esposa.Mientras,Horibe intenta sobreponerse a su depresión y sus tendencias al sucidio mediante la pintura.Esta es la historia de tres vidas que parecen dirigirse al mismo sitio:la muerte. 

LÍRICA Y SANGRE

Muchas de las cualidades de la filmografía de Kitano alcanzan su máximo exponente en Hana-Bi(Flores de fuego),película que ganó el León de Oro a la Mejor Película en la Mostra de Venecia de 1997.La lírica contenida de los cuadros pictóricos que forma Kitano,los golpes secos y repentinos de violencia y sangre,los silencios que expresan más que palabras,la ambientación musical de Joe Hisaishi…Todo se combina para crear una obra que cautiva a los sentidos. 
Ya los personajes comienzan a dilucidar la sensibilidad con la que está rodada la película.Nishi, bajo ese aspecto de duro e insensible policía,más cercano a la Yakuza que a los protectores de la ley, esconde una gran preocupación por su moribunda esposa,condenada a una muerte próxima,muerte que nuestro protagonista intenta minimizar lo máximo posible brindándole a su mujer un viaje junto a él hacia el mar,en cuyo camino la colma de cuidados mientras se ve obligado a acabar con todo aquel que intenta estropearle el plan.Igualmente,la trayectoria de Horibe no es menos conmovedora, postrado en su silla de ruedas y apenas capaz de hacer nada,rodeado de silencio intenta sobreponerse a su tragedia mediante la pintura,cuadros(pintados en realidad por el mismo Kitano)que no expresan si no su desencanto y nihilismo.Y no sólo podemos observar bellas imágenes pictóricas en esos cuadros,sino que innumerables planos de la película también lo son(especialmente grabada en mi retina permanece una imagen de Horibe,callado y postrado en su silla de ruedas,bajo unos cerezos en flor).Ya sólo por la sucesión de bellas escenas estéticas es recomendable ver la película.Puede que el comienzo no consiga atrapar del todo,pero,a medida que avanza Hana-Bi,la belleza comienza a aparecer por todos sus poros(especialmente cuando comienza el viaje de Nishi con su esposa).El impecable final no hace sino corroborar el gran desarrollo de la película. 

MAESTRO KITANO

Tal vez esta sea una película difícil de ver,debida a que es lenta y hermética,especialmente para los que no están acostumbrados al cine japonés y más concretamente al de Kitano.Sin embargo,nadie duda de la calidad de esta película,llena de belleza y lírica,que hace las delicias de los seguidores del genial actor y director.Por eso,a pesar de que a muchos os pueda asustar en un principio,no debéis de dejar pasar la oportunidad de ver esta película porque,si no,os perderéis uno de los mayores exponentes del cine japonés moderno.

Indica que te ha gustado...
...y comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *