Azumanga Daioh

Los japoneses tienen un sentido del humor muy característico: absurdo, exagerado, paródico, basado en la vida cotidiana, con un nulo sentido del ridículo y una gran capacidad de reírse de sí mismos. Un buen ejemplo sería el archiconocido programa Takeshi’s Castle(Humor amarillo en España), creado por el sin par Takeshi Kitano. Obviamente, esta vertiente humorística también ha sido explotada en infinidad de mangas y animes. Uno de sus máximos exponentes es Azumanga Daioh.

AzumangaUNA PANDILLA DE LO MÁS PARTICULAR

El instituto, el paso previo a ese mundo aparte que es la universidad. La adolescencia, esa etapa de la vida donde nos forjamos como personas. Suena idílico, ¿verdad? Así sería si no fuera por el demencial grupo de amigas integradas por Tomo, una chica hiperactiva, bromista y de lo más pesada e inconsciente; Sakaki, una excepcional y reservada deportista que ama con pasión secreta los gatos(relación que, desgraciadamente para ella, no es recíproca); Chiyo, una pequeña de 10 años superdotada, cuasiperfecta y habitual objetivo de las jugarretas de sus compañeras; Ayumu, alias Osaka, una peculiar jovencita un tanto lenta que vive en su mundo; Koyomi, una chica rayana en lo borde y obsesionada con perder peso a través de las más inverosímiles dietas; y Kagura, una vitalista y competitiva muchacha que siempre está dispuesta a retar a Sakaki para superarla. Si con estos componentes el grupo es ya de por sí peculiar, la cosa alcanza cotas inverosímiles con el profesorado del centro, como la señorita Yukari, vaga, aprovechada, imprudente y pueril, que siempre tiene que estar vigilada de cerca por su amiga del alma, la profesora de educación física Minamo Kurosawa. Todo ello mientras huyen del señor Kimura, un profesor de los más pervertido que reconoce que se metió a maestro para “estar rodeado de quinceañeras”. Con este panorama, la vida en el instituto puede ser de todo menos normal… 

COMEDIA EN CUATRO PASOS

Azumanga Daioh viene firmado por Kiyohiko Azuma, un joven valor en el panorama japonés que ha hecho de la comedia su principal baluarte. Después de todo, en España también se está publicando otra serie de humor suya, Yotsuba!, con un gran éxito de crítica y público. Ambas obras han sido editadas por Norma, estando Azumanga integrada por 4 tomos de entre 150 y 170 páginas por 10€ cada uno. El precio es el único fallo de esta edición pero se puede perdonar pues fue el primer manga que inauguró una nueva etapa en la editorial española caracterizada por un aumento considerable de la calidad de sus ediciones(y estando sus precios a día de hoy totalmente estabilizados). Para rematar, Norma incluyó con el último número una curiosa caja de cartón donde almacenar todos los volúmenes, como ya ha hecho con otras series. 
Azumanga Daioh es el perfecto representante del yon-koma, una variante del humor compuesta por tiras cómicas de cuatro viñetas. En este estilo de hacer reír, el autor va preparando al lector en las tres primeras viñetas para hacer explotar la carcajada en la última, donde se instala el sentido de la tira. Podemos decir que Azuma consigue cumplir su cometido en la práctica totalidad de ellas. Así, nos encontramos con tiras que van desarrollando una historia, mostrando y caracterizando a los personajes a golpe de risa. Es un humor absurdo, rápido, cotidiano, fácilmente asimilable aunque en ocasiones sea difícil de comprender debido a las numerosas referencias culturales que, desgraciadamente, se escapan a nuestro entendimiento en muchas ocasiones. De todas formas, el autor consigue que rápidamente consigamos entablar una gran simpatía y complicidad con los personajes, despertando un ansia por saber con qué ocurrencia nos sorprenderán y divertirán. La lectura de este manga es rápida, a lo que ayuda enormemente el dibujo de Azuma. En un principio puede parecer sencillo e, incluso, estereotipado, pero es terriblemente versátil y expresivo, explotando todos los resortes humorísticos de los personajes. De este modo, muchas veces, la bomba humorística residirá en una simple mirada o gesto de los personajes, lo que aumenta la agilidad de la narración. Como lectura de entretenimiento, Azumanga Daioh no tiene precio y se convierte en una obra de obligada compra. 

SENTIDO DEL HUMOR

Si bien en numerosos mangas de las más diversas temáticas nos encontramos con gotas más o menos numerosas de humor japonés, las comedias puras de calidad no abundan precisamente en el mercado español y mucho menos en el formato del yon-koma(posiblemente Señor Asesino de Mangaline y ya). Por eso y para disfrutar de la vida con humor y alegría, Azumanga Daioh debería colocarse en la estantería de cualquier aficionado que se precie.

Indica que te ha gustado...
...y comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *