17 Jeta a jeta con… Fumino Sherizawa (Mayoi Neko Overrun!)

* KAORU: (mirando a cámara) Bienvenidos al nuevo y renovado prograja Jeta a jeta con, ejem, en verdad lo único que tenemos de nuevo y renovado es el plató, ya que si nos habéis estado siguiendo, en anteriores entrevistas fue reducido a escombros. Pero eso ya es otra historia, así que si queréis conocerla tendréis que remontaros a tiempos inmemoriables, es decir, a un par de programas atrás, ¡malditos!, que deberíais haber estado ahí desde el principio, para no tener que estar yo ahora contándoos lo que ocurre o deja de ocurrir en el plató de The Final Anime.
* HATTORI: (acercándose tímidamente) Calma Kaoru, calma el médico te ha recetado calma y que no te sobresaltes.
* K.: (mirando a Hattori con los ojos envueltos en llamas por la ira) ¡No puedo calmarme! ¡En este plató no sale nada bien! ¡Agggh, sois unos inútiles todos!
* H.: (sin saber qué decirle para aplacar su furia) Bueno lo mejor será que continúes con el programa y presentes a la invitada de hoy. Jeje, estoy deseando verla…
* K.: (entrando un poco en razón) Es verdad, es verdad, hay que seguir con el programa y olvidar lo sucedido. (Mirando de nuevo a cámara) Como iba diciendo, todos los miembros de The Final Anime os agradecemos vuestra fidelidad a todos aquellos que nos habéis estado siguiendo durante este tiempo y nos alegra saber que también tenemos nuevos seguidores. Y tras estas empalagosas palabras, vamos a dar la bienvenida a nuestra invitada de hoy, que no es ni más ni menos que Fumino Sherizawa, protagonista de la serie Mayoi Neko Overrun!
Se enciende un foco que ilumina por completo a la invitada.
* K.: Bienvenida a nuestro hogar, Fumino.
* FUMINO: ¿Qué es tanta luz? ¡Me vais a dejar ciega!
* K.: Bueno, es la nueva iluminación, al parecer, todavía no está calibrada del todo. Pero dejando eso a un lado, vamos a comenzar con la entrevista. (Arreglando los papeles) Ejem, veamos, según tenemos entendido Takumi y tú habéis estado siempre juntos, desde pequeños, cuando vivíais en un orfanato, ¿verdad?
* F.: Sí.
* K.: Y dime, Fumino, ¿es esa la razón por la que estás enamorada de él?
* F.: ¿Enamorada? ¿De esa lagartija? ¡¿Pero qué estupideces dices?!
* K.: Bueno, es lo que todos los aquí presentes hemos podido observar, aunque otra cosa muy distinta es que no lo quieras admitir, ya que es muy fácil poder enamorarse de alguien con quien pasas tanto tiempo, además de conocerlo a una edad tan temprana y sobre todo si es tan amable contigo hasta el punto de protegerte de los acosadores que tenías en el orfanato.
* F.: (sonrojada) No eso no ha ocurrido, pasó algo parecido, pero no fue así, él él me rescató de ser perseguida por un dinosaurio que estaba dispuesto a comerme.
* K.: Ya claro un dinosaurio. Eso no se lo creería ni el más tonto.
* F.: Pe.. Pero es cierto.
* K.: Sí, supongamos que existieran los dinosaurios, si eso fuera así, entonces, para ti, Takumi sería un héroe y por lo tanto ¡es una bruja! (volviendo en si) digoooo por lo tanto, se confirma mi teoría de que te sería más fácil enamorarte de él.
* F.: ¡¿Me has llamado bruja?!
* K.: No cambies de tema…
* F.: ¡No estoy cambiando de tema, me has llamado bruja!
* K.: (sin prestarle atención) Como acabas de admitir, estás enamorada de Takumi y, ¿es por eso por lo que trabajas en la pastelería “Stray Cats”, para estar cerca de él y al mismo tiempo poder vigilar a todas las chicas que se le acerquen?
* F.: ¡No he admitido nada!
* K.: Sí que lo has hecho (con una sonrrisa burlona).
* F.: No he admitido nada, maldita mentirosa, ¡muérete dos veces!
* K.: ¿Me estás amenazando?
* F.: ¡Muérete dos veces!
Viendo cómo va a terminar la cosa, Hattori avisa a los de seguridad para parar a Kaoru antes de que empiece, como siempre, una guerra con el invitado de plató, mientras, cauteloso se acerca a Kaoru…
* H.: Kaoru, por favor, no hagas como siempre y te pelees con el primero que pasa, que al final ya ves como termina el plató…
* K.: ¡¿Me estás diciendo que todo lo ocurrido es culpa mía?!
* H.: (asustado) No No he dicho eso…
* F.: ¡Sí que lo ha dicho! Ahora no te vayas a echar para atrás.
* K.: ¡¿Ves?! Si hasta la invitada lo dice.

Sin ningún sentido, sin que nadie lo pueda entender y sin comerlo ni beberlo, el pobre Hattori que había ido a intentar solucionar el altercado, se ve como las dos damiselas se alían en su contra y estalla toda su ira sobre él, quedando así tendido en el suelo por la terrible paliza recibida. Mientras, tanto Kaoru como nuestra invitada de hoy: Fumino, se sientan alegremente en las sillas de plató y se disponen a tomar tranquilamente un té mientras hablan de los hombres…

Y así es como termina el programa de hoy ¡Esperamos que nos sintonicéis la próxima semana!

¡¡No te olvides de compartir!!


Feedback
Tu opinión es importante
¿Cómo puntuarías tu experiencia con TFA?
Añade algún comentario, sugerencia o petición.
Siguiente
Indica tu email si quieres que nos pongamos en contacto contigo.
Atrás
Enviar
¡Muchas gracias por tus comentarios!
A %d blogueros les gusta esto: