06 Jeta a jeta con… Kenshin Himura y Kaoru Kamiya (Rurouni Kenshin)

DAN KAWAGUCHI – (Mirando a c√°mara) ¬°Bienvenidos de nuevo a un programa ya veterano de la Red de redes, con chorrocientas emisiones a sus espaldas, exactamente cinco! Hoy en nuestro programa nos encontramos con una de las parejitas m√°s conocidas, queridas y bien avenidas del panorama animero. Son tal para cual, las dos mitades de la naranja, el clavo y la tuerca, u√Īa y carne, el blanco y el negro, Cruz y Raya, Martes y Trece. . . (Dan recibe una se√Īal desde control en forma de electrocuci√≥n para que se deje de gilipolleces y contin√ļe presentando el programa de una pu√Īetera vez) . En fin, para qu√© os voy a contar, hoy con nosotros, tanto monta, monta tanto (recibe otra mirada amenazadora de los moderadores del foro de The Final Anime) . . . ¬°Kenshin Himura y Kaoru Kamiya! ¬°A jugaaaaaaaaaaaaaaaar! Digo. . . ¬°Bienvenid. . . ! (Dan se queda mirando a Kaoru, que sonr√≠e nerviosa. Kenshin se queda todo extra√Īado) ¬ŅSeguro que t√ļ eres Kaoru Kamiya?????
KAORU – (Apurada) Cla – claro que s√≠. . . ¬ŅQui – qui√©n iba a ser si no? Je, je. . .
D. K. – Mmmmmm. . . . . . (Dan se acerca mucho a la cara de Kaoru y la mira con detenimiento) ¬°Pero, pero, pero. . . PERO SER√ĀS MENTIROSA! ¬°T√ö NO ERES KAORU KAMIYA, T√ö ERES KAORU A SECAS!
KAORU – (Gritando al ser descubierta) ¬°S√≠, soy yo! ¬ŅY qu√©? ¬ŅQu√© pasa?
D. K. – ¬°Pero a veeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer, que seas la webmaster no te da derecho a suplantar a los invitados!
KAORU – (Sollozando) Jo, es que me hac√≠a ilu. . . ¬ŅPor qu√© te crees que tengo este nick? Si no, me hubiera puesto Chicho Terremoto o algo as√≠. . .
D. K. – (Con la vena de la frente a punto de estallar) Anda, anda, trae a la verdadera Kaoru. . . Despu√©s hablaremos t√ļ y yo en privado en mi habitaci√≥n. . .
KAORU Р(Poniéndose roja de ira) ¡Serás pervertido!
D. K. – (Sonroj√°ndose) ¬°Pero a veeeeeeeer, que no es para nada de lo que est√°s pensando!
KAORU – Ya, ya. . . (Se va marchando con la cabeza gacha por un lateral del estudio) No eres guay. . .
(Mientras se espera la llegada de la verdadera Kaoru, Dan le pide disculpas a Kenshin, que se ha quedado a cuadros tras toda la escena Рél ni se había dado cuenta del cambio de Kaorus… Р. De pronto, aparece la verdadera Kaoru por un lado del escenario de un empujón, con todo el pelo despeinado y con marcas de haber estado atada)
KAORU KAMIYA – (Totalmente cabreada) ¬°¬ŅPero qui√©n era esa lun√°tica?! ¬°Pues no me secuestr√≥ esta ma√Īana cuando hemos llegado! ¬°Ser√° guarra!
KAORU Р(Se oye su voz desde lo lejos) ¡Guarra será tu tía!
D. K. Р(Avergonzado) Por favor, disculpe las molestias, no era nuestra intención. . . Bueno, je, je, no era MI intención, ejem, que esto ocurriera. . . Bienvenida a nuestro programa.
KAORU KAMIYA – (Mientras se sienta) S√≠, s√≠. . . (Mirando a Kenshin) ¬ŅY t√ļ qu√©? ¬ŅEs que no distingues a tu novia de una desconocida?
KENSHIN – (Apurado) No, yo es que. . .
KAORU KAMIYA – Aaaaaaaaaaah, ya veo tus ojos de viciosillo. . . ¬ŅQu√© pasa, que est√° m√°s buena que yo? Perdona si no soy Miss √©poca Meiji, pero as√≠ me parieron mis padres. ¬ŅTe molesta?
KENSHIN – (Apabullado) No, yo no. . .
KAORU KAMIYA – Pues eso. (Le pega una colleja a Kenshin) Para que aprendas.
D. K. Р(Con una gota de sudor cayéndole por la frente) Haya paz, haya paz, no utilicemos la violencia. De hecho, Kenshin, tras tu sangriento pasado, has decidido aparcar la violencia de tu vida. . .
KENSHIN – (A√ļn con el chich√≥n de la colleja de Kaoru – la verdadera – ) S√≠, es que no veas lo dif√≠ cil que es sacar las manchas de sangre del kimono, es una aut√©ntica pesadilla. S√≠, ser samurai ser√° muy bonito, ser√°s muy temido y tal, pero te gastas un past√≥n en detergente y, quieras que no, eso no lo puede subvencionar ni el m√°s rico shogun.
D. K. – Y por eso la katana con el filo invertido. . .
KENSHIN – S√≠, en un principio le pon√≠a un cond√≥n a la espada, por eso de que hay que tomar precauciones y tal, pero no serv√≠a. Un d√≠a me compr√© una katana de merchandising de El lobo solitario y su cachorro en una tienda de todo a 100 y me di cuenta que estaba mal y que ten√≠a la hoja al rev√©s. No esperaba mucho m√°s por una katana de 2‚ā¨, pero la verdad es que me vino muy bien para mi prop√≥sito.
KAORU KAMIYA – (Mirando con ojos amenazantes a Kenshin) Vaaaaaaaaaya, entonces por lo visto yo no tengo nada que ver con tu rehabilitaci√≥n, ¬Ņno?
KENSHIN Р(Acojonado) Sí , pero. . .
KAORU KAMIYA – (A√ļn m√°s amenazante) Claro, a m√≠ s√≥lo me quieres para que te haga la comida y para que te d√© cama, ¬Ņno? Muy listo, se√Īor samurai, muy listo. M√°s que Battosai ‚Äúel carnicero‚ÄĚ debieron de haberte llamado Battosai ‚Äúel listo‚ÄĚ, ¬Ņeh?
KENSHIN – (Apurado) Kaoru, por favor. . .
KAORU KAMIYA – (A punto de explotar) Ni Kaorus, ni Shishios, ni Pikachus. . . ¬ŅQu√© pasa?¬ŅYa no te soy atractiva o qu√©?¬ŅO prefieres a esa guarra de Megumi?¬ŅTal vez sigues teniendo a Tomoe en esa mente calenturienta tuya? O. . . o. . . no, no me digas que te mola Sannosuke. . .
KENSHIN – ¬°¬ŅPero qu√©. . . ?!
(Como quien no quiere la cosa, se forma una discusión entre los dos mientras Dan se queda mirándoles estupefacto. De pronto, por encima de los gritos de Kaoru Kamiya, se oye una canción. . . Es Kaoru’s Battle Mode de la banda sonora de Ruroni Kenshin. . . De repente, aparece Kaoru Рa secas Рcon una katana fabricada con cartón y papel de plata con cara de loca, esgrimiendo su arma por los aires y subiéndose encima de la mesa del plató)
KAORU – (Riendo como una lun√°tica) ¬°Ja, ja, ja, ja, yo soy la verdadera Kaoru, siempre he sido la verdadera y la √ļnicaaaaaaaaaaaaaaa! ¬°Y Kenshin es m√≠ oooooooooooooooo! ¬°JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA!
(Kaoru – a secas – pega un salto y ataca con su katana falsa a Kaoru Kamiya, mientras a la vez agarra a Kenshin – ni un pulpo, oyes. . . – . Ambas Kaorus se enzarzan en una lucha a muerte mientras Kenshin intenta huir y Dan intenta poner calma. Sin embargo, lo √ļnico que consigue este es recibir numerosos ara√Īazos, dos pu√Īetazos en el est√≥mago, cuatro patadas en los huevos y, para culminar, se le clava la katana falsa de Kaoru – a secas – en un ojo, terminando inconsciente en el suelo. Bien est√° lo que bien acaba. . . )

¬ŅSeguro que no quieres darnos tu opini√≥n?

A %d blogueros les gusta esto: