TAKESHI KITANO

Seguramente nadie dudará en señalar a Akira Kurosawa como el gran referente del cine japonés de todos los tiempos.Pero ha habido otros cineastas que han alzado a las películas del país del sol naciente como excepcionales obras.Uno de ellos es el actor y director nipón más famoso en estos momentos:Takeshi Kitano.

EL NACIMIENTO DE UN GENIO

Takeshi KitanoTakeshi Kitano nació en el barrio de Adachiku,en Tokyo,el 18 de enero de 1947.Su familia era de carácter humilde,con tres hermanos mayores y una casita en un barrio obrero(denominados «shita-machi»)donde la Yakuza(mafia japonesa)correteaba sin impedimentos.Su padre se llamaba Kikujiro(nombre que utilizó como homenaje en El verano de Kikujiro)y apenas hablaba con él.Según comenta el propio Kitano,cada vez que oían sus pasos,él y sus hermanos salían corriendo y se escondían.También cree que su padre era miembro de la Yakuza,aunque su trabajo «oficial» era el de pintor.En todo caso,Kikujiro era en realidad un hombre simpático y animado que se las veía y deseaba para llegar a fin de mes.En lo que respecta a su madre,se llamaba Saki y tenía un carácter tenaz y una voluntad de hierro,una voluntad que salía a relucir cuando obligaba a sus hijos a ir a la escuela.Su personalidad fue determinante para mantener la familia unida a pesar de los problemas con el dinero.
Tras la escuela,Kitano empezó la carrera de Ingeniería.Sin embargo,tres años después,fue expulsado debido a su mal comportamiento.De este modo,cuando salió de la facultad,en 1967,se topó con una persona que cambiaría su vida:Jiro Kaneko.Ambos se conocieron cuando daban sus primeros pasos como cómicos,por lo que decidieron unirse en un dúo,llamado Two Beat,con los apodos Beat Kiyoshi(Jiro Kaneko)y Beat Takeshi(Takeshi Kitano),apodo que aún utiliza éste en su faceta de actor.La popularidad de la pareja creció muchísimo gracias a sus programas humorísticos en televisión y radio.En 1981,Kitano inicia su carrera como actor en la película Dampu Wataridori. Sin embargo,no fue hasta el año 1983 cuando nos brindó su primer gran papel.

EL CAMINO HACIA EL ÉXITO

En ese año se rodó Feliz Navidad,Mr.Lawrence,una película de Nagisa Oshima protagonizada por David Bowie y Ryuichi Sakamoto en el que Kitano daba vida a un prisionero de guerra que esperaba su ejecución.A pesar de la intensa carga dramática de su papel,su perfil como humorista ya había calado hondo en la población japonesa,encasillándole en el papel de cómico.Así,por sorprendente que parezca,cada vez que salía en pantalla,los cines japoneses se llenaban de risas y carcajadas,cosa que,naturalmente,molestó mucho a Kitano.
En 1986,el afamado director y actor se vio envuelto en un gran escándalo que aún hoy es recordado en Japón:el caso Friday.Friday era una revista del corazón que destapó aspectos de la vida privada de Kitano,relacionándole amorosamente con una joven.Ésto provocó su ira y,acompañado del Grupo Takeshi,un colectivo de actores reunidos alrededor de él,acudió a la sede de la publicación,que fue arrasada por completo.Este caso dio mucho juego en los tribunales y los informativos japoneses.
Tres años después de la polémica,en 1989,Kitano dirigió su primera película,Violent Cop.La verdad es que la dirigió por casualidad,ya que,debido a algunas desaveniencias,tuvo que ocupar el puesto del director original,que no era otro que,ni más ni menos,Kinji Fukasaku(Battle Royale).Violent Cop,también protagonizada por él mismo,inaguró la senda que seguiría Kitano con sus posteriores trabajos:una historia ambientada en la Yakuza,planos largos,silencios,diálogos mínimos,estadillos de una violencia seca y rotunda y un personaje taciturno pero atormentado en su interior.Estos ingredientes se repitieron en su siguiente película,Boiling Point,de 1990.Sin embargo, en 1991 ya comenzó a sondear otros géneros.En A Scene at the Sea nos relataba la historia de un chico sordomudo que lucha por ser un experto surfista.En 1993 dirigió otra de los Yakuza,Sonatine, tras la que rodó su primera comedia,Getting Any?.No hay que olvidar que Takeshi Kitano fue el creador y director del famoso programa humorístico Humor Amarillo(llamado,de hecho,en su versión original,El castillo de Takeshi),apareciendo él mismo en el espacio como un director de circo.Getting Any? es una delirante película protagonizada por un joven frustado sexualmente debido a su adicción a la televisión.Sus aventuras nos mostrarán unas escenas humorísticas sólo comparables a las de un manga,lleno de ese humor absurdo tan propio de los japoneses.Tras concluir este trabajo,la vida de Kitano cambió por completo debido a un fatídico accidente.

RENACIMIENTO

Según muchos de sus allegados,todo parecía preveer el terrible accidente que sufriría Kitano en agosto de 1994.Éste había entrado en una etapa en la que parecía que nada de lo que hacía tenía sentido,en la que su vida parecía precipitarse hacia un oscuro pozo.Así,una noche,completamente borracho y con el casco mal puesto,se estrelló con su ciclomotor contra los postes de una mediana.
Milagrosamente,salvó la vida,pero sufrió serias fracturas en el cráneo y la mandíbula y una parálisis facial muy grave que le produjeron lesiones irreversibles.Una de las secuelas es ese tic tan característico de sus ojos y sus numerosas cicatrices en la cara.Durante su larga estancia en el hospital,pareció reflexionar sobre la vida y descubrió nuevas aficiones,como la pintura,que después utilizaría en sus películas.
Tras ese período de obligado retiro,volvió a los cines en 1996 con su película Kids Return,en la que nos narraba la historia de dos amigos de la infancia que,cuando ya son mayores,se vuelven a encontrar con dos destinos opuestos:mientras uno es boxeador,el otro es un pistolero de la Yakuza.
Pero sería en 1997 cuando lanzaría la película que le haría mundialmente famoso,la espléndida Hana-Bi(Flores de fuego).La gran y contenida lírica de su argumento,esos golpes secos de violencia, esa reminiscencia eterna al mar(referente habitual de su cine),esas grandes composiciones pictóricas que son sus planos…Todo hacía que esta obra fuera una joya excepcional.En ella se nos narra la historia de Nishi,un polícia que,tras la muerte de un compañero y la lesión de otro que le obliga a vivir en silla de ruedas tras un disparo,decide acompañar a su mujer,enferma terminal,hasta el final de sus días.En Hana-Bi se magnifican todas las características de la cinematografía de Kitano.Tal fue su éxito y calidad que ganó el León de Oro a la mejor película de la Mostra de Venecia de 1997, además de abrir a sus trabajos multitud de fronteras,incluídas las de España.

SANGRE Y SILENCIO

Tras Hana-Bi,todo el mundo esperaba con impaciencia la nueva película de Kitano.Así,en 1998 se estrenó El verano de Kikujiro,una deliciosa y encantadora comedia donde el director y actor japonés nos brinda la historia de Masao,un niño que quiere ver a su madre y que es acompañado por el facineroso miembro de la Yakuza Kikujiro.Si bien es una obra completamente opuesta a la anterior,
no deja de ser un espléndido trabajo que arrancó buenísimas críticas por todo el mundo,
consagrándolo definitivamente(si no lo estaba ya).Para un servidor,El verano de Kikujiro es la mejor película de Kitano junto a Hana-Bi.El caso es que,debido a su gran éxito,Kitano tuvo la oportunidad de rodar en los EE.UU.,viendo así aumentado notablemente el presupuesto habitual que tenía para crear una película.
Brother,rodada en el país americano,se estrenó en el 2000,y fue el primer trabajo del director japonés en el que participaron actores no procedentes del país del sol naciente,de entre los cuales el que más os puede sonar es Omar Epps(Scream 2,Love and Basketball…).Esta es una nueva incursión en el mundo de la Yakuza,donde Aniki,tras ver cómo su clan se disuelve debido a la muerte de su jefe,decide viajar a EE.UU. para vivir con su hermano Ken.Cuando llega,descubre que éste y sus amigos se ganan la vida con pequeños trapicheos de droga.Gracias a Aniki,ese pequeño grupo se convertirá en una organización mafiosa temida por todos,incluso por los italianos.Si bien no se puede discutir la calidad de la película,tampoco satisfació del todo las ansías de la crítica,quedando como una de las varias buenas películas en las que Kitano retrata el mundo de las mafias.Es por esto por lo que,de momento,Brother es su única película rodada fuera de Japón.
Ya de vuelta a su país,el director nos sorprende en el 2002 con Dolls,demostrando que,a medida que pasan los años,sus miras se diversifican más que antaño.Inspirada en la narrativa del teatro de marionetas japonés(bunraku),esta película nos retrata tres historias fatales de amor,conducidas por la de una pareja de amantes que caminan uno atado al otro con una cuerda.
Su último trabajo,en el 2003,es Zatoichi,una original historia de samuráis donde se mezclan la violencia,la sangre,los miembros amputados,el musical y la comedia.La película,protagonizada por un Beat Takeshi teñido de rubio,se presentó en la Mostra de Venecia de 2003(festival del que ya es asiduo),donde ganó el León de Plata al mejor director.
Además de todas sus películas,también hay que reseñar sus numerosas apariciones como actor en otras obras.En España hemos podido verle como un despiadado profesor en Battle Royale o como un samurai en la película de Nagisa Oshima(El imperio de los sentidos)Gohatto,ambas estrenadas en nuestro país en el 2002.

EL LIRISMO DE LA VIOLENCIA

Takeshi Kitano es un director y actor irrepetible,con un estilo único e inconfundible,mezclando la violencia con la lírica,la sangre con el arte,la crudeza con la sensibilidad.Cada una de sus obras(especialmente a medida que pasan los años)respira una contenida intensidad que llena toda la pantalla,enganchando al espectador sin remedio.Él es uno de los principales responsables de que el cine japonés vaya extendiéndose por el mundo y ocupando su huequecito en la cartelera.Ahora es nuestro turno para,en casa o en el cine,contemplemos su obra,pues él ya se encarga de poner el arte.

Indica que te ha gustado...
...y comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *